Cuando un banco se equivoca en las redes sociales

jp-morgan-banco-invierte-buffett-sufrio-criticas-twitterNo es la primera vez que sucede. El desastre en una red social más famoso hasta el momento lo protagonizó la firma de comidas McDonald’s. En 2012, en un intento de mostrar la marca en el universo de los 140 caracteres, la empresa de comida rápida lanzó un tweet promovido llamado #MCDStories.

Los tweets promovidos son una de las tácticas de publicidad que implementa Twitter para monetizar la red de microblogging y hacerla más rentable. Dependiendo de varias variables (alcance de usuarios, seguidores de cuentas específicas, ubicación geográfica) el tweet puede ser visto por una cantidad mayor o menor de personas, por un determinado rango de tiempo.

El objetivo era que los clientes describieran sus historias positivas con McDonald’s, pero lo que ocurrió fue que miles de tuiteros mencionaron experiencias desagradables, de mala atención al cliente, malos productos, etc. Y cuando algo tan insignificante como un tweet impacta en muchas personas, no hay manera de detener la creciente ola de críticas.

Al parecer, el banco JP Morgan no aprendió de los errores cometidos por la cadena de fast food.

JP Morgan Chase & Co. fue la última empresa objeto de burlas en Twitter después de pedir a los seguidores que enviaran preguntas a un ejecutivo usando el hashtag #AskJPM.

El foro online, que debió ser desactivado este miércoles -día que se lanzó la campaña- estaba destinado a recibir preguntas de estudiantes universitarios que tuvieran dudas que resolver.

Un especialista de marketing, que expuso su punto de vista en un artículo de Bloomberg, afirmó que fue una muy mala idea, sobre todo a cinco años de la más reciente crisis hipotecaria que afectó a Estados Unidos y que creó una crisis económica a nivel internacional.

En la actualidad, JP Morgan, uno de los bancos más importantes de Estados Unidos, ha tenido que enfrentar varias investigaciones, incluyendo una sobre corrupción en Asia, además de la posible relación que tendría con Bernard Madoff, el famoso presidente de una firma de inversión que resultó culpable por fraude.

Estos errores, que a veces pueden parecer insignificantes, pueden ser muy perjudiciales para las empresas involucradas e igualmente con sus inversores. Sólo por mencionar a uno, Warren Buffett está posicionado en acciones de este banco. Según varios portales de internet sobre finanzas e inversiones el Oráculo de Omaha tiene acciones en este ente financiero. Y de forma personal, es decir, Bufett mismo es dueño de esos títulos y no su firma, Berkshire Hathaway.

Él afirma que confía en la compañía, en su presidente, Jamie Dimon, y que, a pesar de las multas que deba pagar, podrá seguir mejorando en sus números. Para Buffett ésta es una inversión a largo plazo, así que puede ser que no le preocupe mucho la volatilidad que presente hoy.

Lo invitamos a suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Para hacerlo, simplemente complete el formulario que se encuentra al terminar este artículo.

Deja tu respuesta