Hernán Lorenzino y Adrián Cosentino: los encargados de renegociar la deuda

A través de la creación de la Unidad de Reestructuración de Deuda, el ex ministro de Economía, Hernán Lorenzino, fue oficializado hoy como jefe de la delegación especial de negociación y tendrá cargo de subsecretario; para asistirlo tendrá un vice, que será el ex secretario de Finanzas, Adrián Cosentino. Con esta designación, Cristina Kirchner deja al mando de uno de los problemas más graves que tiene que enfrentar la Argentina, a un fallido ministro de Economía.

El antedicho organismo se concibió especialmente para renegociar la deuda externa y batallar con los fondos buitres. Su creación y la designación de Lorenzino y Cosentino se publicó hoy en el Boletín Oficial. El decreto 1935/2013 está firmado por la Presidenta, Kicillof y el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.

En él, se indicó que la Unidad tendrá a su cargo “asistir y asesorar al ministro de Economía y Finanzas Públicas (Axel Kicillof) en la determinación de los objetivos y políticas vinculadas con la reestructuración de la deuda pública”.

Como también, “participar en las negociaciones inherentes a los aspectos crediticios de la política financiera y el endeudamiento externo de la República Argentina con entes y organismos financieros extranjeros, multilaterales, públicos o privados”. Asimismo, “participar en las relaciones con la comunidad financiera internacional y la coordinación de las representaciones en el exterior”.

La Argentina disputa en los tribunales de Estados Unidos con los tenedores de deuda que no entraron en los canjes anteriores: los fondos buitres NML, Aurelius y 13 inversores minoristas argentinos asociados en este expediente en el que reclaman 1333 millones de dólares más intereses.

El pasado 1 de noviembre, la Cámara de Apelaciones de Nueva York les negó a los holdouts la posibilidad de acelerar el cobro de la sentencia que ganaron en dos instancias, hasta tanto no se terminen las apelaciones ante la Corte Suprema norteamericana.

Lorenzino tendrá base en Bruselas, Bélgica, donde también ocupará el cargo de embajador argentino ante la Unión Europea. Su pliego como diplomático aún debe aprobarse en el Congreso, que prorrogó las sesiones ordinarias hasta el 10 de diciembre.

Como jefe de la unidad, Lorenzino será la cara visible de la Casa Rosada, y por ende del Ministerio de Economía, en la discusión para reestructurar la deuda externa, con los holdouts y el Club de París, así también como con el Fondo Monetario Internacional, con quien el Gobierno está elaborando un nuevo Índice de Precios para lanzar en 2014.

¿Cree que Hernán Lorenzino es una buena designación para representar al país? No deje de brindar su opinión en nuestro Newsletter gratuito. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click acá.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido