Carta de agradecimiento a Guillermo Moreno

guillermo-moreno-aseguro-argentina-no-hay-inflacion-por-que-no-subio-carne“Si la carne no sube hace tres años, ¿de qué inflación estamos hablando?”, dijo el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, para en pocos minutos ser plato principal del festín de cipayos desestabilizadores.

“¿Cuál es el precio del kilo de pollo? En algunos supermercados no llega a $10. Pero, tampoco sube el precio del pescado. En 2008, el precio de la merluza estaba en $24 y ahora oscila entre los $26 y los $30. Lo mismo pasa con el cerdo”, cuestionó Moreno atizando el rencor de la jauría opositora.

No te comprenden Willy. No entienden tu lucha…

Uno de los primeros en lanzar el golpe fue un ex amigo del kirchnerismo. Hoy diputado electo del massismo, el empresario José de Mendiguren, abrió el fuego con la siguiente pregunta: “¿Por qué convalida desde hace cuatro años aumentos salariales del orden del 25%? Si fuera cierto, sería la recomposición salarial más importante del mundo”.

Menos mal que uno entendió el calibre de la recomposición. Fíjese en mi caso particular. En los últimos cuatro años mi salario subió un 100%. Sí, me duplicaron el sueldo desde que Moreno está a cargo del tema. Claro que si lo midiéramos en dólares oficiales (¿existe otro?) no habría sido tan interesante el avance. La divisa subió 24,5% en el último año, como puede ve en el gráfico a continuación, mientras que mi sueldo 25%.

Image

Pero a quién le interesa medir su salario en esa moneda imperialista. En estos tiempos ya todos entendieron que la batalla la damos todos juntos apostando al peso. Además, no se asuste por ese gráfico, recuerde que este Gobierno se comprometió con no devaluar. No se deje llevar por campañas mediáticas.

Por su parte, de acuerdo con la facción opositora del Congreso (¡¿Cuándo no?!), la inflación viene creciendo a un ritmo del 25,44% interanual, lo que nos dejaría el aumento pactado en terreno negativo. ¿Usted se imagina? ¿En qué cabeza cabe tal disparate?

Desde su cuenta de Twitter, Martín Redrado salió al cruce de las palabras de Moreno actualizando los precios de la carnicería. “Desde el 1/2011 al 11/2013, el kilo de asado aumentó un 43%, el pollo 80% y la merluza un 83%. Moreno no escucha el voto del 27 de octubre”, se despachó.

A mí no me engañan. Éste está enojado porque lo sacaron del Banco Central y no le gustó el rumbo que tomó la entidad como banco de desarrollo. A veces no se entiende esa actitud en contra del progreso.

UN INCOMPRENDIDO

Ahora me vienen con sangría de reservas y fuga de divisas. Ok, está bien, ya se fueron más de US$ 10.000 millones en lo que va de 2013 del BCRA. Se evaporaron US$ 15.000 millones desde que Moreno implementó las medidas para controlar el cambio de divisas. Eso no quiere decir que vayamos por mal camino, sino que la gente todavía no entendió el cepo. Hay que darles tiempo.

En su columna de los domingos de La Nación, Néstor O. Scibona pega duro y por debajo del cinturón. Se mete con el pan. “La alta inflación que el Gobierno volvió a negar después de las elecciones legislativas -a través del inefable Guillermo Moreno- no sólo puede verse en las facturas de panaderías, donde una docena de medialunas puede costar hasta US$ 10 al tipo de cambio oficial. También se verá dentro de algún tiempo en otro tipo de facturas, como las de impuestos provinciales y municipales y, probablemente, las de gas y electricidad”, abrió su texto.

Está bien, desapareció el pan de $ 10 que prometía el Gobierno y en promedio la suba de este bien básico subió cerca de un 80%. Entiendo que eso pueda dañar la susceptibilidad de algunos, pero… ¿medialunas? Esa no es una factura comprometida con la idea de un país Nac&Pop. Si quiere apoyar al proyecto vaya a los bizcochitos de grasa. Hágase de abajo.

El ex ministro Roberto Lavagna también aprovechó la situación y -al ser consultado por las palabras de Moreno respecto de que la carne no aumentaba- señaló: “Uno puede vivir en la irrealidad pero las consecuencias las paga el conjunto de la población”.

Si hasta de afuera le venían pegando a Moreno sin sentido. La revista británica The Economist le dedicó un artículo titulado “La dieta de los seis pesos. Dudosa línea de pobreza argentina”.

“Seis pesos argentinos alcanzan apenas para comprar un alfajor”, comienza la nota. “Sin embargo, según el Gobierno, ese monto es más que suficiente para comprar la comida de un día entero”, agrega. No entendieron nada…

Incluso, Moreno fue acusado en varias ocasiones de pedirle a McDonald’s congelar el precio del Big Mac para no aparecer en una mala posición en el ranking de precios que -casualmente- elabora esta misma revista, tomando el valor de esa hamburguesa, a modo de referencia del aumento del costo de vida en diferentes países.

¿A usted le parece? Habrá sido para brindarle al argentino un sándwich de calidad a bajo precio. El hecho de que McDonald’s lo haya sacado de la cartera -donde figuran los combos que ofrecen- debe ser una estrategia marketinera para generar misterio.

Desde algunos sectores señalan que esta aparente inflación también tiene incidencias en el funcionamiento de la industria, sobre todo en lo referente al rubro automotriz, por el amesetamiento de la demanda interna.

“Por el lado de la demanda interna, si bien los salarios siguen creciendo, lo hacen en promedio apenas por encima de la inflación. Luego del impulso de las paritarias el salario real desaceleró su crecimiento en el tercer trimestre, llegando a +1,5% interanual, 0,4% menos que entre abril y junio. Así a setiembre creció 1,1% interanual, mientras a igual período de 2012 lo hacía a 4,5% también interanual”, sostienen desde la consultora Analytica.

Moreno, tendrán que pasar años para que entiendan su visión…

Mientras tanto, desde acá, le mando mi agradecimiento.

Para conversar sobre éste y otros temas de la economía local, te invito a seguirme en Twitter:@IgnacioRos.

Nos reencontramos la semana próxima.

Saludos,

Ignacio.

PD: Para saber cómo aprovechar la coyuntura local y poder capitalizar sus ahorros, le recomiendo suscribirse a nuestra revista InversorGlobal, donde encontrará recomendaciones, análisis y desmenuzaremos el funcionamiento de algunos negocios de los cuales usted también puede ser parte, sin tener que recurrir a grandes capitales.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;Guthrie

However, real estate is local, and YL may very well be worth using in your market.chaussure louboutin pas cher

But friends blamed her homelessness on crack cocaine.borse prada

Je ne m’énerve jamais, dit l’admirateur de JoeyStarr, Karl Lagerfeld et Frédéric Beigbeder (ils imposent par leur présence), on le croit sur parole.bauletto gucci
$5.birkin hermes
Although he has won over 1200m he needed to be on his mark to run the distance tomorrow.prada uk
Guns are weapons, and as such should be registered, inspected, and require insurance just like your car does.cheap ray bans

The 25th Rick Hansen Relay is travelling the same route Hansen took 25 years ago when he crossed Canada, during the Man in Motion tour, raising awareness for spinal injuries and more accessibility for people with disabilities.mulberry bag outlet

Deja tu respuesta