¿Estamos de nuevo frente a una burbuja accionaria?

estamos-nuevo-frente-burbuja-tecnologicaEl comportamiento de un inversor bursátil promedio es, sin dudas, un caso de diván. Cuanto mayor es la euforia en los mercados, y por ende los riesgos, más ganas evidencia de comprar acciones a cualquier precio. En oposición, en los momentos de pánico y ausencia de señales alentadoras (seguramente el momento ideal para comprar a bajos precios), acelera las ventas de las últimas tenencias que tiene en su portafolio.

Una de las principales causas que explican lo anterior es la ausencia del adecuado manejo de las emociones, un rasgo fundamental para atravesar con éxito los vaivenes cortoplacistas de los mercados.

En este sentido, la situación actual de las Bolsas estadounidenses nos invita a ser cautelosos y manejar las emociones adecuadamente.

Veamos por qué…

El tradicional índice Dow Jones se encuentra en su máximo nivel histórico.

Adicionalmente, el índice de las principales 500 empresas de Estados Unidos, S&P 500, también se ubica en su punto más alto de la historia a pesar de que los analistas han recortado la proyección de las ganancias corporativas para el cuarto trimestre del año.

Y, finalmente, el índice de acciones tecnológicas más importante, Nasdaq, está a tan sólo un 16% respecto del máximo nivel exhibido en enero de 2000, un instante previo a que se registrara la corrección de la peor burbuja de la historia para este mercado.

Para que usted tenga una idea de cuán fuerte fue el impacto sobre este mercado, en menos de 12 meses el índice Nasdaq perdió un 60%, generando la quiebra de más de 4.854 empresas entre 2000 y 2003.

Precisamente sobre este tipo de compañías es que quiero centrar el análisis. En tiempos donde las compañías de redes sociales están saliendo masivamente a Bolsa, algunos comienzan a poner en tela de juicio si no se está entrando en una nueva etapa de exuberancia irracional con estas firmas. El puntapié inicial fue la salida a bolsa de Facebook (NASDAQ: FB) en mayo de 2012 y la atención actual está centrada en Oferta Pública Inicial de Twitter (NYSE: TWTR).

¿Es posible que estemos ingresando en una nueva burbuja tecnológica?

Veamos qué sugiere el gráfico del Nasdaq:

gráfico 1
Desde el punto de vista del análisis técnico, la reciente suba del Nasdaq, si bien ha sido importante, no se muestra tan vertiginosa como la evidenciada en el año 1999 y que culminó en los primeros meses de 2000.

Cuando analizamos algunos indicadores técnicos concretos, el índice Nasdaq hoy se encuentra por encima de la media móvil de 50 y 200 ruedas. Esto sugiere que la suba parece consistente pensando en el mediano plazo, al menos desde el punto de vista de este tipo de valuación.

Sin embargo, el incremento del índice Nasdaq previo a la burbuja también era sustentable considerando los indicadores técnicos, por lo que no podemos circunscribir la idea de ausencia de burbuja en la actualidad considerando solamente este mecanismo.

Cuando analizamos los fundamentos económicos, las señales también nos muestran que la suba de las acciones tecnológicas poco tiene que ver con la burbuja gestada en 1999 y que explotó un año después.

El cuadro siguiente es revelador:

gráfico 2

En lo que va del año, la salida a Bolsa de nuevas firmas tecnológicas no llega ni al 10% de las que se verificaron hace 14 años, lo que sugiere que no hay una sobreoferta de las mismas.

Cuando analizamos la actitud del inversor sobre estas nuevas OPI (Ofertas Públicas Iniciales), se observa una cautela extrema: en promedio, mientras que las acciones tecnológicas subían un 87% durante su primer día de cotización en Bolsa en 1999, en la actualidad la mejora promedio llega a 26%.

Y eso no es todo: sólo una de las empresas duplicó su valor en su primer día en 2013. En 1999, fueron 114 firmas las que atravesaron este proceso.

En términos de la calidad de las empresas que salen a Bolsa, la diferencia es sustantiva: la mediana de la edad de las “nuevas” empresas que salen a Bolsa es de 13 años en la actualidad, cuando previo a la burbuja era de 4 años. Asimismo, para ese período la relación Precio/Ventas de las OPI era de 26,5 veces, mientras que el 84% de estas firmas no eran rentables. Hoy, esos ratios se ubican en 5,6 veces y 66%.

Como observamos, la evidencia empírica muestra que la palabra burbuja poco tiene que ver con la realidad de las empresas tecnológicas en el presente, aunque esto no nos deslinda de elegir en esta industria una acción equivocada.

No todo lo tecnológico es sinónimo de inversión rentable. En mi opinión, hay acciones muy caras y otras muy baratas.

El próximo gran evento es la OPI de Twitter. Entérate aquí de todo lo que tienes que saber sobre este acontecimiento en nuestra investigación especial de la Revista InversorGlobal de de este mes. Te recomiendo no quedarte afuera.

Que tengas una buena semana de inversiones,

Diego.

P.D.: Si quieres compartir opiniones o ideas de inversión, te invito a seguirme en Twitter:@diegomb80.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;I teach in Temple University’s Intellectual Heritage Department

“His athletic skills and leadership and his professional accomplishments have been a source of pride for Rutgers for more than three decades.timberland outlet
Last year slogged along because of injuries, not enough offense and rarely any momentum.timberland uk
First of all if MJ got paid only $4 million for all the other seasons then he had really bad management.ceinture hermes femme

At that rate, Richmond will never fulfill the vision it lays out in the top of the ad to be “the most appealing, livable and well managed community in Canada.Jordan Femme Pas Cher
As of now, at least two Westerners are thought to be in its custody: British journalist John Cantlie, who has appeared in a number of ISIS produced videos, and the American woman, who is a 26 year old aid worker.escarpins louboutin

Deja tu respuesta