Eike Batista y su imperio, en caída libre

El empresario que estuvo a pasos de arrebatarle el título de hombre más rico del mundo a Carlos Slim, está por ver cómo su imperio se termina de hundir. Eike Batista, emprendedor y presidente del Grupo EBX, era en 2010 el hombre más adinerado de Brasil y el octavo más rico del mundo, según la revista Forbes. Sin embargo, ahora, OSX Brasil SA, el astillero del millonario, se alista para acogerse a la protección por bancarrota de su país en los próximos días.

La decisión, confirmada por OSX después que una fuente dijo a Reuters que la solicitud estaba siendo presentada, había sido aprobada previamente por el consejo de administración, según un comunicado a reguladores divulgado el viernes.

La bancarrota fue solicitada ante el mismo tribunal de Río de Janeiro donde OGX Petróleo e Gas Participações SA, otra empresa de Batista, pidió el 30 de octubre la mayor protección de bancarrota corporativa de la que se tenga registro en América Latina para intentar sobrevivir a 11.200 millones de reales en deudas.

Esta quiebra sería la mayor en la historia de América Latina, además de un humillante hito en el meteórico ascenso y estrepitosa caída de Batista.

En el momento de su esplendor, Grupo EBX, su empresa, estaba conformada a la vez por cinco compañías de petróleo, energía, puertos y minería, entre otros sectores. Ésta había crecido a un ritmo inigualable ya que Batista había logrado acomodarse al período de expansión económica de Brasil, allá por el año 2002.

Así y todo, en un reciente estudio realizado por la consultora Wealth-X y el banco suizo UBS sobre multimillonarios, Batista conserva el puesto 13 de entre sus compatriotas brasileños, su patrimonio se contrajo en 20.000 millones, la mitad del total de la pérdida registrada por estos brasileños acaudalados.

Ahora, la solicitud llega en momentos en que el Grupo EBX, el imperio industrial de Batista que incluye empresas de energía, minerales y logística, colapsa bajo una montaña de deuda y tras el incumplimiento de sus metas de producción.

La espiral de problemas de Batista pareció confirmar los pronósticos de los más escépticos, que habían advertido que la interconexión volvía vulnerables a las empresas del Grupo EBX.

Una vez que OGX pidió protección de bancarrota parecía más probable que OSX siguiera el mismo camino. Los ingresos del astillero dependen totalmente de la petrolera, a la que alquila sus embarcaciones de producción. Es por eso, que si una se hunde la otra también.

Para seguir de cerca ésta y otras personalidades, no deje de consultar nuestro Newsletter gratuito. Si no lo recibe, hágalo con un click acá.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido