El lado negativo de los feriados turísticos

El viajar es un placer, dice la canción. Sin embargo, para el Gobierno ésto se habría convertido en una verdadera pesadilla: en el primer semestre del 2013 hubo un déficit de 4.500 millones de dólares en el sector de turismo, prácticamente todo lo que hubo en el 2012. Por eso, de la mano de los “feriados puente” el oficialismo trató de fomentar el sector interno potencial que todavía podía ganar.

En total, el año que viene habrá diecisiete feriados, especialmente pensados para impulsar el turismo y si bien este objetivo se logra, un estudio realizado por la consultora económica Analytica, estima que cada día no laborable tendrá un costo de oportunidad aproximado de 6.600 millones de pesos.

A través de una resolución publicada el pasado lunes 18 de marzo, el Gobierno tomó dos medidas que buscaron desalentar el turismo en el extranjero y promover el local: por un lado, incrementar en 5 puntos el recargo a las compras con tarjeta en moneda extranjera. Por otro, castigar con un 20% extra la adquisición de paquetes y aéreos para viajar al exterior.

Sin embargo, parecería que a la hora de haber evaluado los pros y los contras, los impulsores de las medidas no tuvieron en cuenta que, con el aumento en la cantidad de días feriados hay varios sectores que finalmente se perjudican. Las empresas deben pagar horas extras -con el consecuente aumento de costos- o frenar su producción, aunque muchas veces esta opción no es posible.

Según el estudio de Analytica, los sectores más afectados son aquellos cuya actividad se reduce drásticamente como la construcción ($ 517 millones), los bancos y los servicios personales y domésticos. La suma de la pérdida en los tres sectores, descontando el impacto indirecto del aumento del turismo sobre los mismos, asciende a 1.541 millones.

Otras industrias que se perjudican con los feriados turísticos son: el sector manufacturero, cuya pérdida alcanza los 1.442 millones de pesos, principalmente por su importante peso relativo en el PIB (14%) y el comercio mayorista y minorista que, por su parte pierde 977 millones. 

De todas formas, los feriados también impulsan otros sectores además del turismo, principalmente a la demanda indirecta asociada a esta actividad. Por un lado, la construcción se ve beneficiada por la necesidad de mantener y ampliar hoteles, restaurants y locales, también el transporte, por un aumento en la demanda de viajes de media y larga distancia.

Si quiere conocer los feriados designados para el próximo año hágalo con un click acá. Si en cambio quiere seguir informado de éste y otros temas de la economía argentina, consulte nuestro Newsletter gratuito. Si no lo recibe, suscríbase para hacerlo con un click acá.

Deja tu respuesta