No me tomes por alguien listo

consecuencias-nombramiento-janet-yellen-frente-reserva-federal¿Qué? Medio billón de dólares y todo lo que obtenemos es una pequeña ganancia del tres por ciento en el S&P?

Hemos llegado a la encantadora ciudad de Kilkenny, en Irlanda, para formar parte de las ‘Kilkenomics’. Qué significa exactamente, no lo sabemos. Simplemente estamos aquí.

Esta semana la Bolsa ha subido. La expansión monetaria continúa.

Por nuestro lado, Chris ha estado explicando por qué toda esta expansión monetaria (QE) no incrementa los precios de los productos, al menos no directamente. Brevemente, es porque el dinero se queda atrapado en las ‘reservas excesivas’ que no pueden ser prestadas por los bancos y que por tanto no se inyectan en la economía real.

Eso explicaría por qué no hemos visto mucho de los que habitualmente se llama inflación últimamente. También explica por qué el la expansión monetaria no funciona.

En primer lugar, veamos que está haciendo el QE realmente: desviar una cantidad gigantesca de dinero de los sectores productivos de la economía a los bancos y al Gobierno.

  • Los ahorradores ven como sus ganancias tienen una rentabilidad artificialmente baja. Pero por otro lado el Gobierno se financia con intereses históricamente bajos.
  • El sector financiero se está enriqueciendo también. Los grandes fondos de inversión y los especuladores están ganando dinero aunque la economía real apenas aporte ganancias reales. La Bolsa estadounidense ha alcanzado máximos históricos, pero los salarios y los ingresos de los hogares están a un nivel muy bajo en términos reales.
  • Esta semana, el Financial Times informó que los bonus de Wall Street subirían un 5 por ciento comparado con el año anterior. ¿Cómo es eso posible? ¿Cómo pueden subir los sueldos de los banqueros más del doble que la evolución del PBI?

Bueno, creo que lo saben muy bien. Es porque la Fed está reduciendo los tipos de interés, forzando a la gente a convertirse en especuladores, aumentando el ‘trading’ de los inversores en Bolsa y simultáneamente incrementando las ganancias de Wall Street.

Pero lo que el QE no está haciendo es impulsando a la economía en sí misma. Si la economía se estuviera impulsando, los precios subirían. Pero eso no es lo que está ocurriendo. Los últimos informes nos muestran que el índice de precios al consumo está bajando, no subiendo.

Fíjense en las commodities. Después de alcanzar máximos en Abril de 2011, el CRB ha bajado hasta un 25 por ciento. Y el CPI oficial es de sólo un 1,2 por ciento, sustancialmente inferior a los objetivos de la Fed.

Ahora miren lo que está pasando en Europa. La tasa de inflación interanual ha bajado hasta el 0,7 por ciento, igual que en Japón. De hecho, ha vuelto a niveles no  vistos desde la fuerte deflación que siguió al desapalancamiento de 2009.

Incluso con la subida del precio de los activos, el QE está demostrando ser cada vez menos efectivo. Desde Mayo, el S&P ha subido un tres por ciento. Pero durante todo este tiempo la Fed ha inyectado 500 billones dentro de su programa de expansión monetaria. ¿Cómo? ¿Medio trillón y todo lo que tenemos es una mísera ganancia del tres por ciento?

¿Qué conclusiones podemos sacar de todo esto?

Primero, olvídense del fin de los estímulos monetarios. En su lugar vayan acostumbrándose a un mundo con estímulos monetarios permanentes. ¿Cómo sería esto posible? Sin más ganancias procedentes de refinanciaciones a intereses extremadamente bajos, no se genera nueva demanda de los consumidores y con ello las ganancias de las empresas empiezan a caer.

Con o sin QE, la Bolsa empieza a bajar. La Fed entra en pánico. En esa situación se enfrentaría a un descenso en el valor de los activos financieros y a una desinflación (o incluso peor, a una deflación) de los precios al consumidor. En esta situación tendría que encontrar una manera de reforzar el programa de expansión monetaria para conseguir inyectar dólares de forma directa en la economía.

Segundo, con este nuevo impulso -si es que se produce- la Bolsa podría volver a subir. No hay nada como el dinero gratis para hacer felices a los inversores.

Tercero, por supuesto, todo el sistema está condenado al fracaso. Tú no puedes incrementar los salarios reales o el valor real de las empresas bajando algunos precios (como el precio del dinero – tipos de interés) y subiendo algunos otros (precio de los activos). Todo lo que puedes hacer con esto es crear un lio aún mayor, creando una burbuja que inevitablemente explotará.

¿Pero cómo funciona esto exactamente? ¿Cuándo va el QE, los intereses bajos, déficits, el inflar y desinflar la economía… cuándo va a explotar todo este sinsentido?

Querido lector… ¿de verdad cree que nosotros lo sabemos?

Saludos,

Bill Bonner

Bill Bonner es fundador y presidente de Agora Inc., con sede en Baltimore, Estados Unidos. Es el autor de los libros “Financial Reckoning Day” y “Empire of Debt” que estuvieron en la lista del New York Times de libros más vendidos.

Deja tu respuesta