¿Cómo prevenir una burbuja en el mercado?

Un mito de la economía ha sido derribado: las burbujas no son provocadas por operadores “con poca información” o lo que se conoce en la jerga de Wall Street como “dinero tonto”, sino todo lo contrario. El caos en los mercados proviene de aquellos inversores que tienen un exceso de información, dato muy valioso para tratar de prevenirlo.

En la revista científica Neuron fueron compartidas las conclusiones de un estudio comandado por economistas, psicólogos y neurocientíficos del Instituto de Tecnología de California (Caltech), la Universidad Royal Holloway de Londres y la Universidad de Utah. Esta investigación,  encabezada por Colin Camerer, fue posteriormente publicada en el sitio The Wall Street Journal. 

El hallazgo comprueba científicamente que prestar atención excesiva a lo que el resto hace es la forma más fácil para provocar un desbarajuste económico. Si bien el nuevo estudio no evitará los contagios masivos que terminan provocándolos, podría ayudar a pensarlo dos veces antes de ser arrastrado por una nueva burbuja.

El experimento consistió en escanear los cerebros de los convocados por los especialistas mientras veían la negociación de una acción en un juego de laboratorio. Este estudio se basó en una pequeña muestra de estudiantes, no corredores bursátiles profesionales, y no buscó otras explicaciones posibles para las burbujas como el entusiasmo emocional o el deseo de hacer lo mismo que el resto.

En esta dirección, Camerer explicó que “si alguien más está haciendo algo tonto, tal vez debería desconectar la red y los lazos sociales que lo vuelven susceptible”. “Podría vivir en Omaha en lugar de Nueva York”, añade, en alusión al distanciamiento deliberado de Warren Buffett del alboroto cotidiano de los mercados. Alejarse del mercado -continúa- podría ayudar a evitar una burbuja financiera”.

De esta forma, se comprobó que pedir consejo financiero es relativo ya que puede provocar efectos no deseados. Lo más aconsejable, para varios especialistas, es desarrollar la educación financiera en uno mismo.

También se pueden usar reglas como esta: nunca comprar una acción o activo solamente porque el precio ha estado subiendo o vender simplemente porque el precio ha estado bajando. Antes de comprar, es necesario analizar los motivos, además del precio, que justifiquen la inversión. Antes de cualquier movimiento grande en el precio, repase esas razones y pregunte si siguen siendo válidas.

Para conocer más claves que lo ayudarán a comprometer sus activos, no deje de consultar nuestro Newsletter gratuito. Si no lo recibe, hágalo con click aquí.

Comment 1

  1. Ibex35Bot

Deja tu respuesta