Nada es imposible

Cambios en el Gobierno de Cristina Kirchner. Mensaje de despedida para Guillermo MorenoPor Federico Tessore

La historia de esta semana estuvo focalizada en los dos personajes más importantes de la economía argentina. El primero en retirada y el segundo con cada vez más poder. Ambos nos dejaron lecciones a los inversores argentinos que no debemos olvidar…

El flamante ministro de economía, Axel Kicillof, sorprendió a todos nuevamente. Ahora sí quiere pagarle a Repsol la confiscación de sus acciones en YPF. Ante opinaba todo lo contrario, pero como nada es imposible en la Argentina, ahora cambió de opinión. El diario La Nación lo describía de esta manera el pasado jueves:

   “Siempre hicimos lo que dijimos y cumplimos. Terminar el proceso expropiatorio implica una compensación justa al dueño anterior”, sostuvo.

   En diálogo con radio Del Plata , Kicillof dijo que “se armó mucho alboroto diciendo cosas que no eran ciertas” y que se trabajó “de acuerdo a la ley”, en referencia a la ley de soberanía hidrocarburífera.

   “A veces periodistas inescrupulosos o con ganas de confundir a la gente [hablaron de un] acuerdo con Repsol como contradicción, pero básicamente lo que tengo para decir es que es imposible [no pagar] porque es ilegal”, planteó.

   “La ley de soberanía remite a la ley de expropiación para indemnizar o compensar al dueño anterior, que en este caso es Repsol”, explicó.

Leyó bien, ahora Kicilloff dice que hay que cumplir la ley, que hay que pagar cuando se confisca, y que no hay ninguna otra alternativa para analizar. Y que, por sobre todas las cosas, su Gobierno siempre hace lo que dice…

Pocos meses atrás, Kicilloff decía frases como: “No le vamos a pagar lo que ellos dicen, sino el costo real de la empresa. Dicen que son 10.000 millones de dólares. ¿Y eso dónde está? Los tarados son los que piensan que el Estado tiene que ser estúpido y comprar todo según el estatuto de YPF”.

Además, según describe el diario El Cronista, “fue el propio Kicillof quien en abril de 2012 le dijo a la presidenta Cristina Fernández que por la empresa habría que pagar ‘cero pesos’, si se le descontaban las deudas y los pasivos ambientales, entre otras cosas, que surgirían del análisis de un tribunal de tasación”.

Así lo describió el diario La Nación, en un artículo firmado por Mariano Obarrio. “El jueves 12 de abril, en medio de las insistentes versiones sobre YPF , el viceministro de Economía, Axel Kicillof, le aseguró en Olivos a la presidenta Cristina Kirchner, con total convicción, que el precio de la empresa petrolera luego de que interviniera el tribunal de tasación iba a ser de ‘cero pesos‘. Ese es el gran objetivo que predomina ahora en la Casa Rosada: no pagarle nada a Repsol”, sostiene la nota, nunca desmentida por el funcionario ni por el Gobierno.

Pero bueno, como le comentaba al principio, nada es imposible en la Argentina y todo cambia. Tome nota, si hoy usted no está conforme con su situación financiera, nada es imposible, todo se puede alcanzar si se lo propone…

El otro protagonista de la semana es Guillermo Moreno, que a partir de diciembre ya no tendrá más el trabajo de “apretar” a los empresarios argentinos. Se irá a Roma a tomar café y leer libros, una tarea mucho más tranquila que la anterior. Pero como se imaginará, no se fue sin hablar….

Sorprendió a todos hablando del amor, según describió el portal Minutouno.

   “El funcionario, quien el próximo 2 de diciembre dejará sus funciones para ocupar un cargo en la Embajada de Italia, advirtió que “está claro que los muchachos del privilegio no van a entregar la torta porque le ganemos un debate nacional, y porque tengamos votos”. Moreno cerró subrayando que “la diferencia entre los que luchan y los mercenarios, es el amor”.

Bueno, como le decía al principio, todo cambia y muy rápido. Hace una semana “apretaba” a empresarios y hoy dice que lo hacía por amor. ¿El romanticismo de Italia ya lo habrá afectado? Quién sabe…

Pero antes de despedirnos de Moreno en este newsletter semanal de inversiones (esperemos que para siempre…), nos gustaría dejarle un consejo para que lo piense tranquilo en Roma:

Él quería romper los privilegios, no tengo muy en claro los privilegios de quién, pero sospecho que se refiere a los privilegios de los empresarios, no de los políticos. Si esto es así, si entendí bien, le dejo una receta mucho más simple que estar “apretando” a los empresarios todos los días. ¿Por qué no libera todos los mercados y listo?

¿No se da cuenta de que cuando un empresario tiene un privilegio es porque se está aprovechando de una regulación o de un contacto en el Gobierno? Con mercados libres y desregulados sería imposible que existan “empresarios con privilegios”, porque éstos sólo podrán ganar dinero si ofrecen un buen producto y servicio, no si convencen al funcionario de turno, como pasa ahora y como pasó siempre en la economía argentina.

Ah, ¿está asustado porque esto dejará que algunos empresarios vendan sus productos muy caro? ¿En serio tiene miedo de esto o me está embromando? ¿No le parece que si un empresario vende muy caro, por lo tanto tiene altas ganancias, no aparecerá pronto otro empresario que querrá apropiarse parte de estas ganancias y venderá un poco más barato para quedarse con ese mercado? O se cree que todos los argentinos somos tarados y no sabemos aprovechar oportunidades…

¿Quiere mejorar la señal de los teléfonos celulares en la Argentina, estimado Moreno? Bueno, libere todo el mercado y va a ver que en unos pocos meses podremos tener las mejores señales del mundo.

¿Quiere exportar más carne y recuperar nuestro puesto como líder de América Latina? Simple, elimine todas las regulaciones e impuestos y va a ver que en muy poco tiempo nuestras vacas van a estar conquistando todo el mundo… y que la demanda de trabajo en las provincias se irá por las nubes…

En fin, sé que estamos hablando de recetas que son más aburridas y que no tienen la misma atracción que hablar de lucha, amor y revolución, pero en definitiva de lo que se trata no es de entretener sino de progresar ¿o no?

Mientras Moreno y Kicilloff nos entretienen, la Bolsa de Buenos Aires no deja de subir. Durante el mes de noviembre hubo acciones que subieron muy fuerte. Algunos ejemplos, Edenor incrementó 60%, YPF 37%, El Banco Galicia 20% y el Merval 11% en el mes.

Y, como siempre pasa cuando esto ocurre, las preguntas sobre cómo invertir en la Bolsa argentina nos inundan la redacción de Inversor Global.

Y como siempre pasa en estas situaciones,  siempre contestamos lo mismo. Nunca compre porque las acciones suben solamente. Si hace esto seguramente estará comprando caro.

Pero más allá de eso, y más importante aún, nunca entienda el desafío de manejar sus finanzas personales como un juego de estar siempre detrás de la mejor inversión o de “la inversión” del momento.

Si usted quiere realmente tener éxito a la hora de manejar su dinero, haga como dice Moreno, no sea un mercenario, sea un luchador. Y póngale amor a esta actividad. En definitiva, se trata de un juego que si lo gana, le permitirá alcanzar todos sus sueños. ¿Esto no está relacionado al amor…?

Al final Guillermo, recién ahora que te estás yendo muy lejos nos damos cuenta, aunque nos cuesta mucho aceptar, que sí, que te vamos a extrañar…

Le deseo un excelente fin de semana, nos encontramos la semana que viene.

Federico Tessore.

Para Inversor Global Argentina

Lo invito a seguirme en mi nueva página de Facebook haciendo clic aquí o en Twitter, en @fedetesso.

Deja tu respuesta