En 2014 habrá menos asistencia crediticia para la Argentina

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) comunicó informalmente al Ministerio de Economía que está revisando a la baja su cuota de préstamos para el país en 2014. Paralelamente, el Banco Mundial anunció que el nuevo programa de créditos quedó postergado hasta enero o febrero. En un contexto económico en el cual para el Gobierno es menester conseguir dólares, estas dos noticias hacen tambalear el futuro financiero de la Argentina.

Todo eso, sumado a que el miércoles se diera a conocer que el Banco Central (BCRA) había reportado una nueva baja en su tenencia de reservas internacionales -que quedaron en 32.711 millones de dólares- ,no pronostica un 2014 alentador.

La incipiente y cada vez más acelerada pérdida en las arcas del BCRA muestran que, el cepo, la medida inicialmente pensada para contrarrestar esta fuga, no habría sido exitoso. Por eso, la necesidad de divisas provocó que el Gobierno haya empezado a esforzarse por mejorar su relación con los organismos internacionales de crédito.

Al ser el BID, una de las pocas entidades que todavía mantiene un programa de créditos con el país, que esté reconsiderando el monto a otorgar condiciona el porvenir de la economía argentina.

Hay un factor que influye, con fundamentos, la decisión próxima a tomar y es que la Argentina es uno de los principales deudores del organismo, eso sumado a que las calificadoras internacionales de riesgo le bajaron la nota a la deuda soberana, en septiembre pasado, hizo que se vuelva algo mucho más costoso para el banco financiarla.

Según publicó el diario La Nación, aunque todavía no habría cifras definidas, desde Economía esperan que sólo del BID ingresen el año próximo unos 500 millones de dólares menos. De todos modos, el monto definitivo depende muchísimo del poder de negociación que pueda tener la Argentina en las próximas semanas, ya que el programa de préstamos para 2014 debería estar listo antes de que termine este año.

Sin embargo, no es la única dificultad crediticia que le surge al país, a comienzos de octubre pasado, el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, destrabó en Washington las negociaciones para poder tener un nuevo programa de préstamos con el Banco Mundial. Éste  supuestamente se encontraba ya en su fase terminal y, sin embargo, quedó postergado hasta enero o febrero del año próximo.

Para seguir de cerca éste y otros temas de economía argentina, no deje de consultar nuestro Newsletter gratuito. Si no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta