La Argentina y el FMI volverían a ser amigos

La imagen que transmite el país al acatar las sugerencias de organismos internacionales únicamente cuando éstas contienen una carga sancionable denota, por lo menos, inmadurez. Tal es el caso de la relación que mantiene el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI), con especial hincapié en la moción de censura que sufrió el país por las cuestionadas estadísticas de IPC y de crecimiento del PBI.

El FMI censuró a Argentina en febrero por no haber mejorado la precisión de sus datos de inflación y del crecimiento del Producto Bruto Interno y le dio hasta el 29 de septiembre para tomar medidas. Hace aproximadamente dos meses, el oficialismo comenzó a idear un novedoso índice que reemplazaría al actual. 

Desde la intervención del INDEC, las cifras que arroja el organismo nacional son modificadas y ajustadas a gusto y placer del oficialismo. No fue hasta que el FMI manifestó su disconformidad y posterior condena, que el Gobierno de la mano de su ministro de Economía Hernán Lorenzino, propuso encontrar una “tercer vía”.

Por el momento, Argentina aguarda esperanzada al mes de diciembre, específicamente al día nueve, que es cuando el FMI decidirá si le aprueba el nuevo Indice de Precios al Consumidor nacional urbano o si ejecuta una moción de censura, de la cual ya había dado aviso. Aunque todavía no hubo ninguna confirmación, todo indica que no habría mayores inconvenientes y que, en pocos días el país celebraría conjuntamente con el organismo la creación de este nuevo indicador.

Todo parecería indicar que, desde que Christine Lagarde notó que la Argentina estaba poniendo su granito de arena para mejorar el vínculo, ella habría seguido la misma dirección. La máxima responsable por el FMI expresó su “esperanza de que el país continúe con esos progresos, que cumpla con sus compromisos y ofrezca números claros sobre inflación”.

“En este momento estamos en un proceso con Argentina para aclarar los números, establecer cifras fiables y compartidas con los miembros”, dijo la directora gerente del FMI en una entrevista con CNN en Español.

Además de las declaraciones, trascendió que el Fondo evitaría sanciones por parte de los acreedores luego de que la directora, Christine Lagarde, enviara una recomendación confidencial a la junta del organismo, según se publicó en un cable de Bloomberg.

“Estamos haciendo progresos positivos” y “no queremos prejuzgar cuál será el resultado”, dijo Christine Lagarde en una entrevista con CNN en Español el pasado 10 de noviembre. “Tengo grandes esperanzas de que el país siga avanzando, cumpla con su compromiso y aclare su número de inflación”.

Como el final de esta historia todavía no se conoció, habrá que esperar hasta el 9 de diciembre. Tal vez de eso depende que la Argentina se abra nuevamente a  las sugerencias del mundo o siga su suerte independientemente. Para conocer cómo avanza éste y otros temas de la actualidad económica argentina, no deje de consultar nuestro Newsletter gratuito. Si no lo recibe, hágalo con un click acá.

Deja tu respuesta