El día después: Parches para todos y todas

Los resultados electorales no hicieron más que reforzar lo que el oficialismo esperaba, por eso desde hace ya algunos días había comenzado a replantear su política económica y, mostrándose un poco más market friendly, empezó a emparchar algunas grietas profundas del “modelo”. Sin embargo, muchas personas esperaban que, pasados los comicios, se de marcha atrás a esta nueva concepción económica y que, se restrinja aún más el dólar o se agudice el cepo.

Hoy se publicó la primera medida oficial de materia cambiaria y todo parece indicar que, por lo menos por ahora, el oficialismo continuará en buenas migas con el mercado. Por medio de las resoluciones 611 y 657 publicadas en el Boletín Oficial se flexibilizó el ingreso de divisas destinadas a impuestos e inversiones.

Según el comunicado, las personas residentes que realicen una operación de endeudamiento que pueda implicar un futuro pago en divisas a no residentes quedarán eximidas de crear un depósito del 30% del monto total. Esto se aplicará siempre y cuando el dinero este destinado para el pago de obligaciones tributarias y la incorporación de equipamiento industrial.

Diego Martínez Burzaco, economista jefe de InversorGlobal cree que: “la flexibilización del ingreso de capitales es una medida que va en pos de solucionar la escasez de divisas que hoy hay en la Argentina. Creo que para que vengan capitales, debe reconstituirse la confianza ya que sin confianza, éstos no vendrán”.

En esta dirección, la primera decisión del Gobierno se concentró en apaciguar a la mayoría de los electores que manifestaron su descontento y su desaprobación a la vigente administración. Lo que sorprendió finalmente a varios, ya que los rumores que resonaban las semanas previas a la elección eran de endurecimiento y recrudecimiento del cepo cambiario.

Aunque se esperaba crudeza, los inversores también estaban seguros de que el domingo 27 de octubre se iban a repetir resultados similares a los experimentados en las PASO (Primarias, Abiertas, Simultáneas, y Obligatorias), fue por esto que el mercado se mostró optimista  con anterioridad.

Para Martínez Burzaco, “el mercado ya había anticipado la derrota del oficialismo, y éste había subido a cuenta mucho en las semanas previas”. Ahora se está atravesando un periodo de espera, “de cautela”, confirma.

Muchos creen que lo único causaría alguna modificación significativa en la actual política económica vendría de la mano de la reincorporación de Cristina Kirchner al Gobierno, con lo cual lo único que queda es esperar.

Para seguir actualizado sobre la economía argentina, no deje de consultar nuestro Newsletter gratuito. Si no lo recibe, hágalo con un click acá.

Deja tu respuesta