Lo que no tiene que hacer cuando empieza a invertir su dinero

que-no-tiene-que-hacer-cuando-empieza-invertir-dineroFederico Tessore

No sólo es complicado comenzar a invertir, también es complicado escribir sobre inversiones para un público que está empezando. ¿Qué debe conocer un inversor que está en sus inicios? ¿Hablamos de economía y política o nos vamos a temas más cercanos?

Por ello, una de las grandes tensiones que existen a la hora de escribir de finanzas personales está dada entre la “macroeconomía” y el bolsillo del lector. ¿Qué quiero decir con esto?

Bueno, la mayoría de los autores tiende a hablar de economía cuando trata de dar “consejos financieros” a sus lectores. Empieza a decir que tal país subió su déficit fiscal, que tal otro tiene alta inflación, que el vecino está creciendo y el otro no, y todo tipo de temas relacionados. Ahora, ¿le sirven de algo todos estos datos al inversor individual?

Para responder esta cuestión, hay que hacer una distinción entre el nivel de capacitación del otro. Para aquella persona que está comenzando, que está dando sus primeros pasos en el mundo de las inversiones globales, esto no resulta tan relevante. Qué le importa a este inversor si el Gobierno estadounidense gasta más o menos o si China crece más o menos.

Este inversor debe focalizar sus esfuerzos en entender cómo funciona el mundo de la economía y las inversiones globales. Debe destinar su mayor esfuerzo a las relaciones que existen en el mundo de las inversiones. A entender conceptos como el interés compuesto, cómo funciona una acción o un bono, la importancia de armar una cartera, entre muchos otros aspectos más que tocamos en el Programa Acelerado para Invertir como un Experto de Inversor Global.

Pero para aquéllos que ya tengan algún conocimiento o que ya tengan alguna experiencia, además de los conceptos teóricos básicos sobre el mundo de las inversiones, mirar la economía global no es una mala idea. Sí, ya sé. Es aburrido y hasta parece todo demasiado abstracto, muy alejado de “mi bolsillo”, pero no tenga duda de que mirando los números va a poder sacar conclusiones que luego le pueden ayudar a ganar mucho dinero.

Le daré un ejemplo y me voy a ir a un extremo. Mire el siguiente cuadro:

grafico nombre
El mismo mide el Producto per cápita de Estados Unidos dividido por el Producto per cápita de China en la línea azul. Y el de Reino Unido sobre el de India en la línea roja.

Hacia el año 1500 los Productos per cápita de estos países eran muy similares. Es decir, el ratio que surge de la división de los Productos per cápita de la pareja de ambos países era cercano a 1. Esto implica que eran casi iguales.

Pero a partir de ese año, 1500, se comenzó a dar un proceso de divergencia. Estados Unidos e Inglaterra comenzaron a crecer y China e India se estancaron. Esto provocó que hacia el año 1970 el Producto per cápita de Estados Unidos llegara a ser 22 veces más grande que el de China; y que el de Inglaterra estuviera en torno a 15 veces el de India.

Este proceso llegó hasta fines de la década de 1970, cuando el proceso se detuvo y luego se revirtió. A partir de ahí, la tendencia comenzó a ser inversa. China e India empezaron a crecer mientras que Estados Unidos y Reino Unido no lo hicieron. Así inició el proceso de convergencia entre las cuatro economías.

Hoy, el Producto per cápita de Estados Unidos es sólo 5 veces más grande que el de China. Y esta tendencia no amaga con detenerse, todo lo contrario.

Entonces, nuevamente nos preguntamos, ¿conocer estos procesos implica alguna ventaja para el inversor individual? Para responderle le acerco algunos números adicionales.

¿Sabe cuáles fueron los países que lograron un incremento mayor en sus índices de acciones principales en la década de 2001 a 2011? Sí, los emergentes, como por ejemplo Colombia, Indonesia, Perú, India,  Egipto, Tailandia, Brasil, Chile, China. Algunos de estos países experimentaron un crecimiento que superó el 30% anual.

Del otro lado, ¿sabe cuáles fueron las naciones que subieron menos o incluso bajaron en la misma década? Adivinó de nuevo: Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Italia e Irlanda son algunos de ellos, los también conocidos como países desarrollados.

Como ve, entender hacia dónde va el mundo y cómo se mueven las grandes tendencias globales no es una pérdida de tiempo. Se trata de una tarea que luego su bolsillo le agradecerá.

Le deseo una excelente semana de inversiones,

Federico Tessore.
Para Inversor Global Argentina

Deja tu respuesta