Conozca las lecciones financieras de Blue Jasmine, la nueva película de Woody Allen

Los fans de Woody Allen, acostumbrados a los temas psicoanalíticos de sus películas, podrán también aprender de finanzas personales con su último film. “Blue Jasmine”, que se estrena hoy. Cuenta la historia de Jasmine Francis (interpretada por Cate Blanchett) después de que su esposo Hal (Alec Baldwin) es encarcelado por un fraude financiero y termina suicidándose. Jasmine, acostumbrada a los lujos, y sometida por sus malas decisiones económicas -la dependencia a su marido principalmente- deberá aprender a sobrevivir en Brooklyn nada más que con un abrigo Chanel y un par de bolsos de marca.

Según publicó Reuters, la inspiración del aclamado director para realizar esta película provino de la realidad que se vive en Estados Unidos: “tras la crisis financiera y una serie de casos de fraude, existen muchas Jasmines por la calles del Manhattan de Allen”.

Como lo que le sucede a Jasmine podría sucederle a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, la revista Forbes enumeró algunas lecciones sobre finanzas personales que se revelan en esta película. A continuación, eche un vistazo a los consejos financieros del film:

No abandone la universidad para casarse

Jasmine se había especializado en antropología en la Universidad de Boston, y abandona en su último año para casarse con Hal, que es nueve años mayor. Como su esposa, ni siquiera se aprende a usar una computadora. Todos esos años de inactividad, la dejan en una mala posición cuando de repente tiene que ganarse la vida.

Consiga su propio abogado

Cuando muere su esposo, Jasmine se encuentra obligada a conseguir un abogado. Y aunque tenía contacto con varios de ellos en el pasado, es evidente que no desde muy temprano. Por ejemplo, no se hace mención de un acuerdo prenupcial, y por otro lado, de haber tenido un abogado propio desde su casamiento éste podría haber descubierto las irregularidades de Hal desde un principio.

Proteja sus activos

Hal “vivió muy bien a cuestas de otras personas” y Jasmine fue beneficiada por esta situación. Estas son las clases de cosas que hacen parar la antena de cualquier abogado.  A través de fideicomisos y otros mecanismos, ellos pueden ayudar a proteger los activos de las personas cuyo trabajo podría generar demandas: médicos, gerentes inmobiliarios y directores de empresas públicas, por ejemplo. Sin embargo, la protección de activos, no tiene como propósito resguardar a gente que comete delitos.

No delate a su cónyuge

Jasmine, en última instancia, lo hace. Desde un punto de vista ético, lo que hace está bien, aunque eso no parece ser su motivador principal. Jasmine sabía sobre el fraude y confiaba en él para “mantener su estilo de vida, ignorando las infidelidades de Hal”. Ella no amaba a Hal, sino que estaba enamorada del status que venía con él.

Por esto, Jasmine firmaba cualquier documento que él ponía frente a ella (esto es normal en cualquier matrimonio) pero, de esta forma, no podía excusarse que no sabía lo que estaba sucediendo y dejando expuesto a su esposo, se expone ella también.

Evite la deuda de tarjetas de crédito

Haber quedado en bancarrota no hace entrar en razón a Jasmine, y no aprende a ser ahorrativa. En un momento de la película, viaja con su hermana en avión, y tiene el tupé de quejarse que en primera clase la comida era horrible. ¿Cómo hizo para pagar este boleto? Seguramente la única forma viable fue comprándolo con la tarjeta de crédito. Ella no se da cuenta de lo costoso que fue el viaje en primera y lo lamentará en las sucesivas cuotas de la tarjeta.

Investigue antes de ponerse romántico

Jasmine conoce a Dwight Westlake, todos lo que ella siempre ha querido para financiar  sus fantasías delirantes. Él es un apuesto viudo, que trabaja para el Departamento de Estado en Viena y que además tiene aspiraciones políticas. Por eso, recientemente compró una casa en el condado de Marin con vistas a la bahía. Enamorado, se imagina a sí mismo en una foto con Jasmine, cuyo comportamiento se desempeña normalmente. Es entonces, cuanto le pide que se case con él y al estallar la pregunta, ella se toma un ansiolítico.

En una vuelta repentina de eventos, Westlake se da cuenta que Jasmine le ha ido mintiendo a lo largo de su corta relación, y cancela la propuesta. En este caso, Dwight se da cuenta a tiempo pero, por no haber chequeado la historia a tiempo, casi se casa con una desconocida.

Para conocer más lecciones financieras, no deje de consultar la Revista InversorGlobal. Si no la recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta