La decisión de la Reserva Federal no altera a las Bolsas

El día que todos inversores estaban esperando llegó ayer, cuando la Fed publicó las actas de la última reunión de los directores que componen el sistema de la Reserva Federal de los Estados Unidos.

Tal y como el mercado había anticipado, el organismo presidido por Ben Bernanke anunció que mantendrá las compras de 85.000 millones de dólares al mes que lleva haciendo hasta ahora.

La Fed ha argumentado que hasta que el desempleo en Estados Unidos no baje del 6,5 por ciento,  no va a retirar los estímulos monetarios. No obstante, Bernanke no disipó las dudas sobre si la quita de estos estímulos tendrá lugar a principios de 2014 como se anunció anteriormente.

El objetivo de estas compras -45.000 millones en deuda del Estado y 40.000 en activos hipotecarios en manos de los bancos- es inyectar dinero en la economía y fomentar la inversión con el propósito de aumentar la actividad económica y la creación de puestos de trabajo.

Sin embargo, un efecto colateral de estas medidas ha sido que el aumento de liquidez ha propiciado el rally que ha vivido la Bolsa de Estados Unidos en los últimos meses, mientras la economía ajena a los mercados financieros apenas da claras muestras de mejoría.

Las Bolsas, tanto en Europa como en Estados Unidos, reaccionaron ayer con ligeras caídas que no alcanzaron el punto porcentual. La fuerte reacción, tanto al alza como a la baja, no llegó tras la publicación de las actas de la Fed porque los mercados ya habían descontado la posibilidad de que el banco central estadounidense continuara con su programa de expansión monetaria.

Hoy, las bolsas en Europa recuperan lo perdido ayer con subidas que no alcanzan en uno por ciento. Los futuros de Wall Street adelantan una apertura sin cambios respecto al cierre de ayer.

Deja tu respuesta