Apuéstele a la baja del Gobierno

El país entró en la fase decisiva, previa a una elección que sin lugar a duda no será una legislativa más. Podría convertirse en una votación histórica, ya que probablemente será la que marque el rumbo político-económico que seguirá la Argentina en los próximos años.

Para los jugadores del mundo financiero y bursátil, también son días trascendentales, ya que se generan importantes vuelcos en el contexto de negocios. La clave es anticiparse a cuál será el resultado electoral y poder posicionarse de la mejor manera, de cara a lo que deparará el resultado del domingo 27 de octubre.

A la hora de definir la cartera de inversiones, no hay bandera política ni tradición que cuente. La elección correcta dependerá de qué activos estén mejor correlacionados al futuro económico.

El mercado es muy consciente de los beneficios de anticiparse, y la carrera se largó en los días previos a las elecciones primarias. La baja registrada por la plaza el 30 de julio fue la señal de que había llegado el momento de hacer sonar la campana de largada rumbo a las legislativas. La evidencia es clara, las acciones y los bonos argentinos treparon muy fuerte desde entonces.

Vientos de cambio

Desde el 30 de julio la plaza financiera comenzó a dar claras señales de qué desempeño electoral preveía para las PASO y dio muestras, simultáneamente, de que lo proyectado también era lo deseado por un significativo segmento del mercado. A partir de entonces se vivieron días de vértigo e incluso euforia, que luego se ratificaron con el resultado de la votación primaria del 11 de agosto. 

Las cifras son un claro reflejo del shot alcista ocurrido. Los índices Merval y Merval 25, que ganaban poco más de 16% durante 2013 hasta el cierre del 30 de julio, treparon casi 45% desde esa fecha hasta el 24 de septiembre, cuando la plaza tomó un respiro para tomar ganancias. El resto del panel no fue ajeno al comportamiento de los papeles de mayor peso y trepó 33% en el mismo breve lapso de tiempo, como se puede ver en el cuadro a continuación.

 

Las elecciones no pueden explicar ni son la causa de todo el comportamiento registrado por el mercado, pero sin lugar a duda son claramente el factor principal de la evolución que se ha evidenciado recientemente. La plaza local ha mostrado una fuerte diferenciación del comportamiento internacional algo que queda evidenciado al observar la evolución del índice Merval frente al Dow Jones:

Ganadores y perdedores

Si bien la reacción del mercado en términos generales ha sido alcista, en el desagregado se observa un fuerte cambio en cuanto a los activos que se han visto más favorecidos y a los que resultaron menos agraciados.

Hasta fines de julio las acciones con mejor desempeño durante 2013, entre las 25 líderes, estaban vinculadas al consumo, telecomunicaciones, el sector petrolero relacionado con el Gobierno o proveedores del mismo, como también a ciertos segmentos de la industria, como la automotriz o la denominada línea blanca.

Esta nota fue publicada en la edición de Octubre de la Revista InversorGlobal. Si quiere continuar leyéndola, siga este enlace. Si aún no está suscrito a la revista mensual, solicítela con un click aquí.

Deja tu respuesta