Tiene sólo nueve años, tres empresas y una carrera por delante

Tiene 9 años. Se llama Henry Patterson,  es de Reino Unido y es reconocido como el empresario más joven del país europeo.

Según un artículo publicado en el portal web Huffington Post, Patterson comenzó un negocio por internet de venta de dulces, llamado Not Before Tea (No antes del té) para vender golosinas para niños y lo hizo  con la ayuda de su madre, Rebeca.

Henry, quien tuvo la inspiración de comenzar con este emprendimiento gracias a ella, que también tiene una tienda de golosinas, dijo al sitio web que recordaba las historias que le contaba su mamá, sobre sus habituales viajes en bicicleta para comprar caramelos.

Pero ahí no se detuvo. El chico también puso en práctica su imaginación para impulsar aún más su negocio. Escribió historias protagonizadas por un búho y un ratón, que además de publicitar la marca, se convirtieron en una línea de mercancía para su tienda.

La página es Sherbet Pip y es un e-commerce que no tiene nada que envidiarle a páginas web de grandes tiendas de ropa o servicios. Dentro de ella también se pueden adquirir joyas y tarjetas. Los precios de los productos varían entre una y 80 libras.

Por si fuera poco, Patterson ahora forma parte de una lista de nominados a los premios Great British Entrepreneur. Y no es sólo por Not Before Tea, sino por sus emprendimientos anteriores. Cuando tenía 7 años creó una empresa de venta de bolsas de estiércol por  1 libra esterlina. El proveedor era el caballo de la familia.

Después inició su segundo negocio, comenzando así a usar los medios online. Logró hacerse a una ganancia de 150 libras por medio de la compra y venta de diversos artículos por eBay.

Not Before Tea se convirtió en un éxito, con más de 100 pedidos hechos, la mayoría de ellos por sus compañeros de clase. “Hemos estado vendiendo en línea, pero estamos buscando abrir una tienda” dijo a Huffington Post.

Henry ya tiene planes para el futuro, y como todo buen empresario, tiene varias opciones en mente. Su intención en el momento es continuar con la venta de golosinas por mucho tiempo más. Además, la marca podría incluir nuevos productos, como chocolates y tortas. También está buscando mayor participación de los visitantes y compradores frecuentes, por medio de concursos de quién dibuja el mejor búho o el mejor ratón.

Henry está disfrutando del éxito que ha logrado y de la atención que ha recibido de los distintos medios de comunicación. El empresario más joven de Gran Bretaña tiene un gran camino por delante.

Y si desea conocer más sobre inversiones y otras actualizaciones, suscríbase a nuestro Newsletter gratuito: sólo complete el formulario que está más abajo.

Deja tu respuesta