En la mira: Acciones bancarias y energéticas se disparan

Todo parecería indicar que, en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, el año 2013 es el año de los bancos y de las empresas energéticas de la Argentina. Las fuertes subidas que experimentaron desde comienzos de la temporada mantienen todavía potencial para el último trimestre del año.

Únicamente en el mes de septiembre, las acciones de Edenor (EDN) treparon un 93,60%; los de Grupo Financiero Galicia (GGAL) un 43,30%, y los de Pampa Energía (PAMP) un 42,40%. Por su parte, los bancos Francés (BFR) y Macro (BMA) escalaron a nivel local 38,70% y 28,10%, respectivamente.

Además, sus papeles también brillan en el exterior: sus ADRs que cotizan en la Bolsa de Nueva York también subieron. Los de Banco Francés y Grupo Financiero Galicia acumulan una ganancia en dólares del 31,80% y 57,10%, respectivamente, mientras que Edenor y Pampa Energía avanzaron 91,80% y 43,10%.

ADR es un título físico que respalda el depósito en un banco estadounidense de acciones de compañías cuyas sociedades fueron constituidas fuera de aquel país, de manera de poder transar las acciones de la compañía como si fueran cualquiera otra de ese mercado.

No se trata de un boom sino de una adecuación. Si bien las acciones bancarias y energéticas de la Argentina están experimentando un gran momento, ésto es consecuencia directa de que anteriormente su precio estaba deprimido, así que técnicamente se están ajustando a su valor real.

“Valuando en dólares, las acciones bancarias aún siguen atrasadas – dispara Mauro Morelli, analista de Ravaonline -. Desde lo técnico, parecería que tienen todavía bastante recorrido por hacer, y puede que los fundamentos de estas compañías acompañen el impulso”.

Rafael Estrada, de Ficonomics, indica que “el sector bancario también fue el atractivo de los inversores porque sus acciones se encontraban muy rezagadas respecto al mercado y a la región. La situación de este sector es diferente a la del energético, porque los bancos siguen generando ganancias de manera constante. En el sector financiero tiene mayor lógica la subida y, de presentar buenos resultados, aún tiene camino alcista por recorrer”.

Juan José Vázquez, analista senior del departamento de Research de Cohen, es más precavido y destaca que “los estados contables de los bancos argentinos van a estar condicionados; se va a ver en el cuarto trimestre el impacto de la subida de la tasa Badlar, que seguramente van a compensar con el aumento de los préstamos. Pero es poco probable que aumenten las ganancias. En el caso del Galicia, el horizonte de corto plazo es complicado”.

En tanto, María Belén Matar, operadora de Bell Sociedad de Bolsa, señala que “las destacadas en el último trimestre del año van a seguir siendo las bancarias, principalmente Grupo Galicia, y las energéticas, con Edenor y Pampa como las principales”.

En este último sector, la empresa controlada por Pampa Energía, Edenor, viene subiendo muy fuerte en Bolsa. Pero en este caso, muchos opinan que los compradores son especuladores.

“En el caso de Edenor, es una empresa de una situación endeble, de dificultades y un presente que no es positivo – sostiene Morelli -. Hay un alto grado de especulación; los rumores que siempre están en estas acciones plantean una reforma de la regulación del mercado energético o ajustes tarifarios; sin embargo, no hay nada concreto”.

Miguel Angel Boggiano, fundador y CEO de Carta Financiera, publicó en su blog que en septiembre “se operó en la Bolsa de Buenos Aires el volumen más grande de acciones en la historia de Edenor, esto si se saca abril de 2007, que fue el mes en que comenzó a cotizar”.

Varios conocedores infieren que detrás de las fuertes subidas de Edenor y Pampa Energía hay grandes inversores esperando un aumento de tarifas tras las elecciones legislativas del 27 de octubre, o lo hacen a partir de un cambio de expectativas respecto al gobierno.

Según Morelli, si bien se puede plantear que el mercado se adelanta a noticias futuras, lo cierto es que las subidas actuales y futuras podrían entenderse también desde el “desfasaje del Merval en moneda dura”.

En esta dirección, el indicador local acumula ganancias mayores al 70% en lo que va de 2013, pero medido en dólares, el alza fue del 42,10% al 30 de septiembre de este año.

Fuente: Sala de Inversión

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido