Argentina: El país con mayor inflación de la región

Dolores Ugarte

Volvió un viejo conocido que nunca nos dejó:  el fantasma de la inflación. Según el Factbook de la CIA, sobre estimaciones correspondientes al 2012, la Argentina entra en el top ten de países con mayor inflación del mundo.  El país se ubica e en el puesto seis, con una cifra del orden del  25,3%, supera a Venezuela y encabeza la región.

Estas cifras si bien no asombran a nadie, impactan en los mercados. La  lista que incluye a los 10 países con mayor inflación del mundo comprende: Sudán del Sur 79%, Belarus 59,1%, Siria 37,0%, Sudán 31,9%, Irán 27,1%, Argentina 25.3%, Etiopía 23,4%, Malawi 21,4%, Venezuela 21,1%, Burundi 18,0%.

“En la Argentina hay inflación elevada desde el año 2006, por lo que los factores monetarios son determinantes; emitiendo billetes a tasas superiores al 25% anual no se puede esperar baja inflación”, explica Pablo Souto, economista de la Universidad Católica Argentina.  

En esta dirección, Luis Secco, director de la consultora Perspectiv@s Económicas, explica que: “cuando la inflación es persistente y elevada como lo ha sido durante los últimos 7 años no hay que buscar demasiado para encontrar su causa: una política monetaria irresponsablemente expansionista. Y, siguiendo en la cadena causal, un financiamiento imprudente del déficit fiscal a través del balance del Banco Central”.

Sin embargo, además de tratarse de una problemática nacional, esta cuestión es generalizable a nivel regional. No es casual que dos países de América del Sur se encuentren en el top ten con altos índices inflacionarios. América Latina se ha caracterizado siempre por tener fuertes tasas de inflación, que en algunos casos ha sabido manejar, y en otros, todavía no lo ha conseguido.

“Lo que hoy sufren Argentina y Venezuela, hasta los años 70 era característico de Chile, Bolivia, Uruguay y Brasil también. En estos países, los desequilibrios fiscales eran financiados con emisión monetaria que siempre terminan llevándote a un proceso inflacionario y, que en su momento llegó a ser hiperinflacionario”, asegura Juan Luis Bour, economista jefe y actual director de la Fundación de Investigaciones Económicas (FIEL).

Algunos países han resuelto esta situación macroeconómica con políticas mucho más prudentes en los fiscal, y otros no. Es por esto que, frente a esta innegable realidad, lo importante es tratar de dilucidar una posible solución.

Para Souto, ésta pasa por atacar la raíz del problema que es la emisión monetaria; dado que se emite para financiar al Tesoro entonces “se debe dejar de financiar al Tesoro pero ello implica que el gobierno aumenta impuestos o reduzca gastos o se endeuda para compensar la pérdida de recursos del BCRA. O sea, ajuste; mala palabra para cualquiera pero inevitable al fin”, afirma.

Para seguir de cerca ésta y otras noticias de actualidad económica argentina, no deje de consultar la Revista InversorGlobal. Si no la recibe, hágalo con un click aquí.

 
Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido