Lecciones financieras para padres primerizos

Traer un niño al mundo no es un trabajo fácil, y mucho menos para aquellos padres que lo estén experimentando por primera vez. Es probable que la noticia le haya contagiado felicidad y excitación pero, también puede pasar que aparezcan un montón de cuestionamientos en su cabeza. Uno de ellos puede ser la preocupación económica: ¿Cómo haré para enfrentar la alimentación, la vestimenta, y la educación de otro ser humano?

Hasta ese momento usted no estaba preparado para hacerlo, sin embargo, desde el momento de la concepción de ese bebé debe saber que su panorama de gastos cambiará. Lo importante es estar informado y tranquilo, ya que con información no habrá nada que no pueda enfrentar. Existen medidas que usted puede tomar para reducir su estrés respecto a sus finanzas futuras, y el sitio PlaneaTusFinanzas.com enumeró una guía de consejos que podrá implementar.

A continuación presentamos algunos asuntos clave que debemos reconocer y hacer antes y después de formar una familia:

Fijar sus prioridades

Como se adelantó en los párrafos anteriores, la llegada de un niño a una familia cambia absolutamente todo. Lo que incluye también las prioridades. Reestructurarlas es muy importante, ya que no se podrá ni hacer ni tener todo a la vez. Como en cualquier otro aspecto de la vida, comenzar o expandir una familia requiere de una cuidadosa planificación financiera. Debe siempre tener muy claras sus prioridades, y estructurar su vida en torno a ellas.

Revisar cuidadosamente su presupuesto

Es claro que la llegada de un bebé  significará además de una reestructuración financiera, la necesidad de aumentar los ingresos de la familia porque habrán mayores gastos. Definitivamente debería hacer un análisis honesto sobre cómo su ingreso y gasto se verán impactados con el nuevo integrante. Algunas madres podrían preferir obtener un trabajo de medio tiempo o dejar de trabajar para dedicarse mejor a sus hijos, sea cual sea la decisión deberá ser tomada por ambos padres en conjunto.

Actualizar o hacer un testamento

Si se ha pospuesto esta tarea más de una vez, decídase a redactar su testamento o actualizar el que ya tiene. Si uno tenía ya un testamento antes de formar una familia, desde luego debe cambiarlo para incluir al nuevo ser. De lo contrario, es importante hacer uno. Con un hijo en el mundo, uno debería tener designado algún tutor que se encargue de su desarrollo en el caso de que ambos padres llegaran a faltar. Si bien no se trata de una tarea muy entretenida, disfrutará al saber que a través de él sus seres queridos poseerán lo que alguna vez soñó usted.

No poner los deseos de sus hijos antes que las necesidades familiares

Muchos padres ofrecen a sus hijos infinidad de actividades por las tardes, desde clases de natación, clases de música, y otros deportes. El problema aparece cuando esto no se hace de forma ordenada, lo que termina significando muchos gastos extras en su patrimonio que tal vez no son “explotados” correctamente. Uno no debe olvidar que las familias más felices y más exitosas son aquellas en las cuales todos los miembros pueden distinguir claramente entre lujos materiales, y necesidades familiares.

El costo de un “accidente feliz”

Mucha gente que ha planeado tener cierta cantidad de hijos, termina teniendo varios más en lo que se llama “accidente feliz”. Es importante que la planificación familiar involucre métodos permanentes y seguros una vez que se ha alcanzado el número de hijos deseado, recordando que este tipo de “accidentes” son los más costosos que uno puede enfrentar.

Para conocer más consejos financieros, no deje de consultar la Revista InversorGlobal. Si no la recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta