¿Será hoy el "Día D" para la Reserva Federal?

Todo pareciera indicar que la Reserva Federal de Estados Unidos emprendería hoy el largo camino para modificar su política monetaria. La reunión del Comité de Mercado Abierto de la Fed finalizará por la tarde y los mercados esperan ansiosos su conclusión. Será la primera vez en varios meses que la entidad financiera se pronuncie oficialmente al respecto.

El tema principal a discutir en la reunión es si se comenzará o no a reducir la política de flexibilización cuantitativa (QE) de compras mensuales por 85.000 millones de dólares en bonos del Tesoro y títulos respaldados por hipotecas. No es una decisión fácil de tomar ya que frenar la política de estímulo a la primera economía mundial, traería aparejado además, consecuencias a nivel global. Paralelamente, en esta cita también se espera el nombramiento del sucesor de Bernanke, que también marcaría un perfil de política económica particular a futuro.

Los especialistas que se pronunciaron al respecto, auguraron que la Fed, como primera medida, reduciría su programa de compras mensuales de bonos en apenas 10.000 millones de dólares, llevándolas a 75.000 millones de dólares.

La reunión concluirá hoy con un comunicado del Comité de Mercado Abierto del banco central y una rueda de prensa que presidirá Ben Bernanke, el presidente de la Fed. Hasta tanto se publique la resolución, se esbozan tres posibles escenarios.

No comenzar el repliegue del Quantitative easing (QE)

Las últimas cifras sobre empleo en los Estados Unidos no fueron las esperadas, lo que sugiere que el mercado laboral podría no estar tan fuerte como se creía. Por eso, no se descarta que el actual presidente de la Fed, Ben Bernanke, apure lo que le queda de mandato y sorprenda al mercado retrasando la decisión de la retirada de estímulos a diciembre. Es la hipótesis que maneja el gurú económico Nouriel Roubin.

Reducir la compra de bonos soberanos

Es el escenario más probable, que la Fed empiece a recortar de forma gradual la adquisición de deuda, en concreto de bonos soberanos. Actualmente realiza inyecciones por valor de 85.000 millones de dólares al mes, de los cuales 45.000 millones de dólares corresponden a bonos soberanos. Los expertos estiman que podría aminorar el ritmo de compras en unos 5.000 o 15.000 millones de dólares.

Disminuir la compra de deuda y de bonos respaldados con hipotecas

La opción que prefieren los llamados ‘halcones’ de la Fed. La más radical y que supondría 50.000 millones de dólares menos de liquidez cada mes. Sentaría bastante mal a los mercados, cuya reacción inmediata sería negativa.

Para seguir al tanto de ésta y otras noticias de economía mundial, no deje de consultar la Revista InversorGlobal. Si no la recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta