Monday, August 19, 2019
El sitio de noticias de Inversor Global


6 claves para invertir en joyas

Marilyn Monroe lo había descubierto hace rato: Los diamantes son los mejores amigos que se pueden tener. En este artículo descubra por qué.

By Inversor Global , in Inversiones , at 2 septiembre, 2013 Etiquetas: , , , ,

Las mujeres ya conocían el secreto. No por nada –en muchas ocasiones- piden que se las agasaje con diamantes en vez de flores o chocolates. Las alhajas, a diferencia de estas dos últimas, resisten el paso del tiempo. Pero no sólo por eso se vuelven una atractiva alternativa de inversión, sino porque además se compran con una finalidad diferente (de celebración, por ejemplo) y pasado algún tiempo, el valor de la joya aumenta.

Por eso, a la hora de elegir apostar por ellas, hay que tener en cuenta una serie de variables que pueden determinar el éxito o fracaso de la selección. El sitio Vil-Metal.com enumeró las claves para asegurarse que éstas conserven su valor en el futuro, y hasta lo incrementen.

Los argumentos que hacen valiosa una pieza son:

Empresa

La firma que la comercializa. Como en la Argentina no existen institutos certificadores de la autenticidad de los metales o las piedras preciosas, cobra valor el agente comercializador que respalda que el metal dorado es oro y la piedra brillante en cuestión es un diamante (cuando hablamos de un anillo, por ejemplo).

Sellos

Si bien las piezas de oro deben tener el sello de 18 kilates, el mismo puede ser estampado por cualquier joyero sin necesidad de certificar que ese sea el gramaje real del metal usado.

Colección

Las piezas que mejor resguardan su valor son las únicas y exclusivas. Una alhaja con 10 años no tendrá mayor precio que sus componentes. Mientras que una del siglo pasado, o del anterior, hecha en Europa, a mano, se revalorizará por encima del alza del oro.

Además del diseño, una joya que perteneció a una figura de renombre aumenta su valor por encima del de los materiales. Por eso elegir una pieza en una subasta puede ser un mayor negocio que comprar una nueva.

Marcas

En la Argentina las marcas de joyería más buscadas son Cartier y Bulgari, pero internacionalmente también tiene mucho peso Tiffany´s.

Plazos

Una joya no puede considerarse una inversión con fecha de entrada y salida, pero los metales tienden revalorizarse mucho en períodos de incertidumbre económica.

Materiales

Según Apertura.com, Fabián Testorelli, presidente de la joyería homónima, reconoce que los metales y piedras que prometen mejores retornos son aquellos recursos naturales que escasearán, como el oro y el diamante. “El precio de este último, desde 2010, creció 20%, en dólares”.

Invirtiendo de manera correcta puede llegar a ver crecer su capital en cantidades significativas si utiliza las joyas, oro, plata y demás metales. El lograr mayores o menores rentabilidades dependerá del volumen negociado, de la cantidad de información correcta que obtenga de antemano y, finalmente, del “olfato” para detectar el momento correcto tanto para comprar como para vender.

Para estar al tanto de ésta y otras alternativas de inversión no deje de consultar la Revista InversorGlobal. Si no la recibe, hágalo con un click aquí.

Comentarios

Comments


  • Muy post, pero me gustaría añadir algo al respecto.

    Tradicionalmente se ha hablado mucho sobre los diamantes como inversión. Ello ha sido debido fundamentalmente por cuestiones que vienen por dos caminos y ambos completamente distintos. Uno por parte del sector, interesado en crear un halo de misterio al sector del diamante proclamando en todo momento su escasez y belleza (lógico por cuanto todo el mundo defiende su negocio). El segundo fue aprovechado de manera indirecta por el propio sector, y fue la posibilidad que tuvieron algunos judíos de emigrar en la segunda guerra mundial dando a cambio de pasaporte y viaje diamantes. Muchos de estos judíos no estaban ligados al sector diamantífero, pero familiares y amigos les dieron diamantes para poder emigrar a Argentina, Uruguay, Venezuela …etc. Daba igual el valor real de los diamantes, ellos, por lógica, hicieron una transacción para salvar sus vidas.

    Recuerdo que cuando empecé en el mundo de los diamantes en la década de los 80 me hice amigo de un comerciante Indú que tenía su negocio en la bolsa del diamante de Amberes. Después de varios años con una buena amistad me dijo: “Juan, no te creas nada de lo que se dice, es muy posible que en el mundo existan más diamantes que circonitas”. Me quería decir que el sector (entre los que me encuentro) trata de mantener el concepto de escasez para empujar los precios al alza. Pero hagámonos una pregunta, ¿que pasaría si mañana se descubre una mina que cubriese las necesidades de varias generaciones?. Muchos dirán que bajaría el precio, pues no…, esa mina se cerraría y se iría explotando en su momento de manera milimétrica. Pensemos que muchas minas en los últimos cuatro años se han cerrado para que no exista una producción que la demanda no es capaz de asumir. Es decir, se cubre de manera artificial oferta y demanda.

    Veo por otro lado que el Sr. Fabián Testorelli mantiene que desde 2010 los diamantes han subido un 20%. Tal afirmación está carente de toda verosimilitud. Pero ello es debido a varios factores sumamente importantes. Primero los diamantes cotizan en dólares, por tanto el precio en moneda local para el consumidor estará ligado a la política cambiaria de cada país. En Europa tenemos el Euro, si el euro está fuerte el consumidor tendrá precios mejores que un estadounidense (por poner un ejemplo). Por otro lado los diamantes se dividen en múltiples características y por tanto hay un sin fin de calidades. En los últimos años el precio de los diamantes grandes con calidades extras han bajado significativamente, y lejos de haber subido un 20% han bajado con fuerza. Basta con mirar el RAPAPORT (lista de precios orientativa de los diamantes para el sector) y comparar subidas y bajadas año a año.

    Por último indicar que los precios a los que llega el diamante al consumidor nada tienen que ver con el precio de los MAL LLAMADOS DIAMANTES DE INVERSION. Y digo mal llamados diamantes de inversión porque en el mejor de los casos un consumidor que lograse comprar en origen su diamante tendrá que pagar los IMPUESTOS CORRESPONDIENTES, siendo que en España son del 21%. El oro no manufacturado sí se puede considerar inversión al no llevar impuestos, es decir, el oro en lingotes de 24ktes.

    Como profesional NUNCA me ha gustado engañar al cliente, y nuestra filosofía es clara, si a vd. le gustan las joyas no dude en disfrutar de aquella que le gusta y está a su alcance. Posteriormente, y con el paso de los años, y de generaciones, posiblemente el precio sea superior al que vd. pagó. ¿Pero acaso eso es una inversión?. Si hablamos de inflación o de otras oportunidades de negocio, posiblemente hubiesemos tenido más beneficios. Por tanto, y al amante de las joyas, le recomiendo que compre para disfrutar, no para invertir.

    Un saludo desde España

    PD: PARA ACLARAR TODO LO DICHO PONGO GRAFICO COMPARATIVO DE LA EVOLUCION DEL PRECIO DE LOS DIAMANTES CON METALES PRECIOSOS

Compartido