Tres lecciones del CEO de Ebay para optimizar su tiempo

Para convertirse en un líder, nada mejor que seguir el ejemplo de los que actualmente lo son. El CEO de Ebay, John Donahoe, es uno de ellos. Al ser consultado sobre las cualidades de un empresario exitoso, remarco : “Los líderes de grandes empresas nunca dejan de aprender, siempre tratan de encontrar nuevas maneras de mejorarse a sí mismos y a quienes les rodean”.

El sitio español El Economista recopiló los consejos del ejecutivo para hacer un uso más efectivo del tiempo y así maximizar sus posiblidades a la hora de hacer negocios:

1- Un día para reflexionar. John Donahoe revela que de vez en cuando le gusta “tener un día de reflexión”. El CEO del gigante de e-commerce  suele refugiarse en alguna oficina vacía, frente a una pizarra con los temas más urgentes de la empresa. Ahí piensa en lo que ha aprendido, en qué áreas necesitan su atención y qué cambios tiene que hacer. También, asegura, debe recordarse a sí mismo que no debe preocuparse “acerca de los acontecimientos sobre los que no tiene el control”.

2- Calibrar y ajustar. El día de reflexión, asegura, le sirve para tener una visión global de su tiempo y de cómo lo está gastando; lo que le permite volver a calibrar y ajustar sus objetivos, sus prioridades y su calendario. “Esto es lo que me hace un buen líder”, comenta. Donahoe les pide a sus empleados que pase por un proceso similar y que luego compartan sus prioridades para conseguir la máxima efectividad.

3- La mente en blanco. El empresario relata que va de vacaciones al mismo lugar desde hace 28 años, a la playa de Cape Cod, y que sus hijos odian aquel sitio porque en la casa el teléfono es muy viejo y porque para conectarse a internet hay que andar unos dos kilómetros. John Donahoe afirma que se pasa conectado a su computadora y al mundo moderno durante 50 semanas al año y que por ello intenta desconectar por completo durante esas dos semanas que tiene de vacaciones.

Sin embargo, reconoce que al principio se le hizo duro desconectar por completo, pero que rápidamente se convirtió en una “experiencia muy liberadora”. Asegura que una vez que deja la mente en blanco puede ver las cosas desde una perspectiva más creativa y que le vienen a la cabeza “nuevas ideas” durante su tiempo libre. El empresario cuenta que vuelve al trabajo con más claridad y convicción que antes.

Deja tu respuesta