Pase y vea las rebajas de Wall Street

Juan Pablo De Santis

En el último año Estados Unidos mostró indicadores que apuntalan la idea de que ha superado la crisis financiera internacional y que se encamina nuevamente a la senda de crecimiento: principalmente porque ha logrado reducir su desocupación y la venta de bienes durables comienza a repuntar.

Para analizar nuevas oportunidades de inversión en relación a Estados Unidos no hay que perder de vista tres perspectivas fundamentales:

1.    La demanda de China, principalmente de commodities y de bienes industriales, que es la gran protagonista del crecimiento de los emergentes.

2.    La política monetaria de la Fe: menos dólares en el mundo y una tasa de interés más alta podría estimular a capitales comprados en economías emergentes a volver a tomar posiciones en las desarrolladas.

3.    El acuerdo de libre comercio que negocian Estados Unidos y la Unión Europea. Si prospera algún pacto comercial de estas características se espera un importante incremento en el flujo comercial entre estos dos bloques y, en consecuencia, mejores perspectivas económicas para el norte.

 Los analistas coinciden en perspectivas alentadoras para hacer negocios en la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE, por sus siglas en inglés). Luis Palma Cané, presidente de la consultora económica y de inversiones Fimades, estima que para 2013 y 2014 el PBI estadounidense se expandirá 2,3% y 2,8% respectivamente, con un alza del consumo del 2,6% y 3%.

 Estas proyecciones macroeconómicas tienen un correlato inverso. Palma Cané augura que el indicador Standard & Poor’s 500 (S&P500), considerado el más representativo de la situación real del mercado, podría avanzar hasta 5,8% (1.750 puntos) más para lo que resta del año y entre 9,8 y 16,7% (1.815 a 1.930 unidades) para fines de 2014.

 Al respecto, Fimades ve buenas posibilidades en activos vinculados al sector financiero, industrial y de consumo. “Nuestra recomendación es ingresar cautelosamente a la Bolsa. En el corto plazo podrían generarse volatilidades, pero en el mediano (2014) todo indica que los índices bursátiles podrían superar sus valores actuales”, afirma Palma Cané.

 No obstante, antes de avanzar sobre carteras sugeridas, vale recordar el trayecto recorrido por el S&P 500, dado que el mercado -previendo alzas- ha comenzado a descontar dicho efecto. El indicador ha ganado 16,1% en los últimos doce meses y 13,8% en lo que va del año, superando los 1.650 puntos, el mayor rango en los últimos cuarenta años.

Oportunidad: Sectores recomendados

 Por estos momentos hay acciones y fondos que, si bien han mostrado un buen desempeño en el último año, todavía ofrecen buenas perspectivas a futuro: papeles “baratos” en relación al potencial que aún pueden liberar, de acuerdo a las perspectivas de los analistas. InversorGlobal compiló las principales recomendaciones que se efectúan a nivel regional a los que desean apostar al crecimiento de la economía estadounidense a través del índice S&P 500.

Como antesala al armado de una cartera propia, para los inversores principiantes y que no disponen de un capital alto se recomiendan carteras administradas que puedan replicar el trayecto del S&P 500. En el sector tecnológico, que suma papeles listados en el índice Nasdaq, hay buenas perspectivas pero con mayor volatilidad. A tener en cuenta: los gigantes Facebook, que subió un 40% en el año; Cisco, 23% e Intel, 9,3%, por nombrar sólo algunas de las principales. Hay que tener en cuenta también que Apple se comenzó a recuperar y si continúa la tendencia podría arrastrar al resto del mercado.

Esta nota fue publicada en la Revista Inversor Global de Septiembre. Para continuar leyéndola, siga este enlace. Si aún no la recibió, suscribase haciendo click aquí

Deja tu respuesta