Póngale precio al dólar

a-cuanto-estara-dolar-tras-elecciones-27-octubre“¿A cuánto va a estar el dólar después de las elecciones del 27 de octubre?”. La consulta me la hizo un suscriptor el viernes y tres días después aún no encuentro la respuesta. Sin dudas, es una de las preguntas más complicadas para economistas, periodistas especializados y analistas de mercados.

La relación del argentino con el dólar en ocasiones escapa a la lógica de los fundamentos financieros. Algunos tragos amargos de la historia marcaron a fuego al ahorrista local que hoy, si no pone su dinero en ladrillos, busca cómo acceder a la divisa estadounidense. 

Nadie olvida la frase del ministro de Economía del Gobierno Militar, Lorenzo Sigaut, en 1981. “El que apuesta al dólar pierde”, sostuvo para que pocos días después se registrara una serie de fuertes devaluaciones. No es necesario ir tan lejos. Fue Eduardo Duhalde quien quiso llevar un mensaje de tranquilidad post crisis 2001 al señalar: “El que depositó dólares, recibirá dólares”. Todos sabemos cómo terminó eso.

La fascinación por el dólar incluso atravesó momentos en que la divisa perdía valor en el mundo, cuando la lluvia de billetes verdes inundaba la región. Claro, en Argentina apenas era una garúa y para ver una caída importante del dólar en nuestro país tenemos que ir a 2007. En aquel entonces, post canje y pre Lehman Brothers, si el Banco Central no intervenía, el precio del dólar se desmoronaba.

Excepciones que confirman la regla… 

Entrando en materia de pronósticos, en tiempos en que el Gobierno plantea en su presupuesto un dólar promedio de $ 6,33 para el año que viene; en Wall Street esperan que se profundice la devaluación y que este tipo de cambio alcance los $ 7,6. El banco de inversiones Bank of America Merrill Lynch señala que, más allá de este promedio estimado, para el cierre de 2014 la divisa llegaría a los $ 9.

En lo que refiere a los pronósticos locales, la intención de recuperar el efecto en el tipo de cambio real hace pensar a Jorge Todesca, titular de la consultora Finsoport, que la moneda alcanzará los $ 7,7 al cierre del año próximo, al registrar una devaluación del orden del 30%.

A LA DERIVA, SIN FARO

Con el dólar (oficial) fuera del escenario y varias cotizaciones en la mesa (cueva, blue, tarjeta y contado con liquidación) no hay una clara referencia del mercado. Sin embargo, hay algunos datos que vale la pena seguir. El ratio de convertibilidad su ubicaba al cierre del viernes en $ 9,48. Este cálculo divide la base monetaria (cantidad de billetes y monedas más depósitos a la vista) por las reservas del Central. Desde que se modificó la Carta Orgánica de la entidad para utilizar las reservas de libre disponibilidad ya no es necesario que cada peso esté respaldado por dólares, pero puede ser un buen termómetro.

En el gráfico de abajo se puede apreciar su evolución, así como también la del contado con liquidación (triangulación con acciones y bonos para enviar dólares al exterior).

grafico nombre
“Luego de varias semanas de moderación, la base monetaria creció durante los primeros días de septiembre nada menos que $ 12.813,1 millones. La mayor parte de este aumento se explica por operaciones con el sector público por $ 8.931,8 millones. Si a esto le sumamos la fuerte retracción en el nivel de reservas generado por el pago del Bonar VII (actualmente se encuentran en US$ 35.231 millones), no debería sorprendernos la suba de la brecha entre el tipo de cambio oficial y el contado con liquidación observada durante la última semana”, señalan desde la consultora Delphos Investment.

Un dato no menor es la relación entre reservas y títulos públicos que evidencia el Central. Un informe de Abeceb publicado el jueves pasado explica una dinámica que es algo preocupante. 

Las reservas internacionales del BCRA representan actualmente sólo un 30,4% del activo total de la entidad, frente al 39,5% de los títulos públicos en cartera propia del banco:

–  40,3% vs 33,2% de un año atrás;

– 49,0% vs 31,0% correspondiente a la semana inmediata anterior a la imposición del cepo cambiario (23/10/2011);

– 58,8% vs 16,3% en la semana previa a la creación del Fondo de Desendeudamiento (31/01/2010).

Como ve, ponerle un precio al dólar para después de las elecciones del 27 de octubre o incluso para el año que viene no es tarea sencilla. 

Sabemos que la dinámica devaluatoria continuará. En este contexto, los Cupones atados al PBI podrían llegar a mostrar su mejor cara. 

Yo le acerco los datos y usted póngale precio al dólar.

Para seguir conversando éste y otros temas de la economía local, lo invito a seguirme en Twitter: @IgnacioRos.

 Saludos cordiales,

Ignacio. 

P.D.: Recuerde que la Revista InversorGlobal le puede acercar distintas alternativas para luchar contra esta incertidumbre de la devaluación. Para saber más, haga click aquí.

Comment 1

  1. JT

Deja tu respuesta