7 lecciones de Warren Buffett para los jóvenes

Las recomendaciones que suele compartir Warren Buffett son válidas para cualquiera que busque maximizar sus inversiones, y sobre todo, hacerlas perdurar. Sin embargo, en esta oportunidad, el Oráculo de Omaha, se concentró en aquellos que están recién empezando en el mundo de los negocios.

Buffett es uno de los inversores más ricos del mundo y ha hecho su fortuna gracias a su exitosa carrera. Más allá de la cantidad de dinero que posee, lleva un estilo de vida bastante austero. Su estilo de inversión está basado en la filosofía del “value investing”, que se trata en detectar empresas subvaluadas respecto de su valor intrínseco y apostar por ellas.

A continuación, descubra lo que el gurú de las inversiones aconseja a los principiantes:

Esperar la ola

Warren hace importante hincapié en que los jóvenes deberían conseguir un empleo que les apasione. “Traten de encontrar un empleo que les gustaría mantener aunque fuesen rico. Olvídense del salario. Cuando se está con las personas que se ama, haciendo lo que se ama, nada es mejor”, afirmó. Para esto es necesario contar con la paciencia necesaria, como dice el dicho “lo bueno siempre se hace esperar”.

¿Quién es su modelo a seguir?

Tener un guía motivacional es muy importante, sin embargo, hay que tener cuidado a cuál se elige. “En la vida es importante tener los héroes correctos. Yo siempre tuve suerte en eso, me inspiré en media docena de personas y nunca me decepcionaron”. Buffett sostiene que hay que rodearse de personas que son mejores que nosotros, porque así nos moveremos “en su misma dirección”.

Aprender a comunicar

Este consejo que no parece nada original, está emparentado con una carencia del gran inversor. En sus comienzos, Buffett tenía miedo a hablar en público. “No era capaz de pararme y decir mi propio nombre” hasta que realizó unos cursos para quitar sus miedos. “Esa clase cambió mi vida”, confesó. Comunicar una idea exitosamente es clave en cualquier aspecto de la vida pero, cuando se trata de negocios y hay dinero en juego, este aspecto se transforma además, en definitorio.

Diga “no”

Para muchas personas este punto es el más difícil de la lista. Ser comprensivo y complaciente puede ayudarnos en muchas oportunidades pero también existen momentos en los que uno debe ponerse firme y decir que no. “Usted nunca tendrá control de su tiempo a no ser que aprenda a decir ‘no’. Nunca deje que otras personas decidan su agenda”.

Rodéese de personas positivas

Según el inversor escoger a una persona con hábitos saludables, que sea alegre, generosa y que sepa valorizar a los otros por lo que hacen es muy incentivador. “Estudie todas esas cualidades que usted admira en ella y hágase la pregunta: ‘¿cuáles de esas cualidades puedo adquirir?’ Porque usted esa capaz de tenerlas todas”.

No trabaje para alguien que pague mal

Parece algo bastante obvio, ¿no? Sin embargo, este punto va más allá de la cuestión salarial. Buffett asegura que si un jefe paga más a un trabajador que a otro por hacer lo mismo, es decir, hace un acto injusto, probablemente “ese hombre sea injusto en muchos otros aspectos”.

Evolucione

“Si usted se quiere subir en un tren que va a ir a 90 km por hora y no a uno que va a ir a 30, entonces aprenda a hacer que el transporte vaya más rápido”. El Oráculo de Omaha se refiere a la responsabilidad que tiene una persona para que las oportunidades se den, por ejemplo, algunas empresas ofrecen más oportunidades que otras, explica.

Para conocer más lecciones de inversión, no deje de consultar la Revista InversorGlobal. Si no la recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta