La recuperación europea y la crisis egipcia disparan el precio del petróleo

La semana pasada la Comisión Europea anunciaba que tras seis trimestres consecutivos de recesión, la Zona Euro crecía un tímido 0,3 por ciento en el segundo trimestre del año. Si la recuperación económica del viejo continente efectivamente se produce, los mercados anticipan que la demanda de petróleo de las principales economías europeas se incrementará sustancialmente.

Simultáneamente, el derrocamiento en Egipto del ex Presidente Mohamed Mursi y la anarquía que impera en el país amenazan con una guerra civil estalle en un país geoestratégicamente importante. Solo en 2012, 144 millones de toneladas de crudo atravesaron el Canal de Suez en su tránsito desde el Golfo Pérsico a Europa.

Los mercados temen que, si efectivamente estalla la guerra en Egipto, el tránsito a través del Canal pueda interrumpirse. Un bloqueo del canal que une el Mar Rojo con el Mar Mediterráneo tendría un efecto catastrófico en el abastecimiento de petróleo para Europa. Si esto se produjera, el precio del petróleo se dispararía súbitamente con terribles consecuencias para la economía global.

Aunque de momento parece improbable, la mera posibilidad de que estalle una guerra en Egipto ya ha servido para empujar el precio del crudo al alza. La combinación de la crisis egipcia con la recuperación europea han servido para que en pocos días el precio del barril Brent -de referencia en Europa- se haya incrementado de los 100 a los 110 dólares por barril.

Además, el banco de inversión estadounidense Goldman Sachs ha pronosticado que el precio del crudo va a seguir incrementándose hasta los 115 dólares a muy corto plazo. Otros van incluso aún más lejos: el ex Ministro de energía de Colombia y actual asesor de energía de Barack Obama, Rodrigo Villamizar, apuntaba que el precio del crudo tiene un recorrido al alza hasta los 130 dólares por barril.

 

Deja tu respuesta