Acciones del juego: una apuesta no al azar

Encuentran oportunidad para sobresalir en cada una de las crisis, cuando se empieza a desconfiar de los retornos tradicionales y tientan las ventajas de apostar al azar. Pero son también, a la vez, uno de los grandes sectores favorecidos cuando el crecimiento económico y la expansión del dinero apuntala los planes de inversión en los países de la periferia. Las mayores compañías vinculadas al juego se recuperaron fuertemente este año, tras haber sentido en 2012 los embates de desaceleración de la actividad. Ya alcanzan a llamar la atención en el mercado con ganancias bursátiles que en la primera mitad de 2013 llegaron hasta el 127%.

El escenario que se fue gestando en los últimos años pareció propiciarlo. Fue, primero, el avance del desempleo en los países desarrollados lo que incentivó en algunas el hábito de concurrir con mayor frecuencia hacia los centros de apuestas; pero que confluyó, al mismo tiempo, con una fuerte inyección de dinero que pretendió apuntalar la economía y alcanzó ya algunas señales concretas de reactivación.

El póquer, la ruleta, los tragamonedas y el resto de los juegos de casino son un recurso a mano para quienes se resisten a descender escalones en la calidad de vida cada vez que afrontan algún deterioro en su situación laboral. Y son las compañías las que, en estos contextos de expansión económica, salen en busca de ellos con la apertura y el desarrollo de nuevos centros a nivel global.

No es cuento chino

La empresa estadounidense MGM Resorts International, por ejemplo, se encuentra entre los casos más emblemáticos de los últimos meses. Recibió la aprobación para construir en China su segundo casino: un complejo de 18 hectáreas en el barrio de Cotai en el que invertirá US$ 2.500 millones. Allí buscará rivalizar con otros gigantes ya instalados en ese lugar: los estadounidenses Las Vegas Sands China y Wynn Macau.

China es uno de los mayores destinos identificados con el juego a nivel global: la península de Catao, adonde se asientan estos complejos, es apodada ya “Las Vegas de Asia”. Su parecido con la gran ciudad de Nevada no es casual, sino un objetivo de sus propias autoridades: hoy no sólo las grandes sumas de dinero gastadas en sus casinos superan ampliamente a las que se perciben en Las Vegas, sino que ya se está previendo que, en los próximos meses, tendrán lugar allí también, las primeras e históricas peleas de boxeo. “Hay cerca de 1.300 millones de personas en China, casi la cuarta parte de la población mundial en las puertas de los casinos en Macau. Su crecimiento potencial a largo plazo supera por mucho al de Estados Unidos”, confió tiempo atrás a la prensa el experto en casinos y profesor en la Universidad de Massachusetts en Dartmouth, Clyde Barrow.

El precio de la acción de MGM Resorts en Wall Street ya subió cerca de un 40% este año, al pasar de los US$ 11,43 a los US$ 15,83 entre enero y julio. Los inversores se entusiasmaron con las aperturas que la compañía tiene previstas para 2016. El acuerdo sellado con China se extenderá por 25 años y podrá ser renovado sucesivamente.

La cadena de casinos Caesars Entertainment, conocida por su diseño ambientado en el Imperio Romano, es otra de las grandes protagonistas de 2013. La decepción que generó durante el año pasado, tras su exagerada salida a Bolsa, quedó ya en el olvido. Aquella vez (el 8 de febrero de 2012) saltó 60% en su primer día de cotizaciones en Wall Street, y recaudó US$ 16 millones en su oferta pública de acciones. Pero, desde entonces, el papel llegó a desplomarse más de un 50%. Hasta que, en los últimos días del año pasado, la acción revirtió la tendencia: en lo que va de este año avanzó un 127%, desde los US$ 6,73 a los US$ 15,33.
 
Caesars Entertainment había decidido regresar a Wall Street después de un intento fallido en noviembre de 2010, cuando, bajo el nombre de Harrah’s Entertainment, trató de realizar una oferta pública de acciones para recaudar más de US$ 500 millones. La compañía ya había cotizado en la Bolsa neoyorquina hasta que fue adquirida en 2008 por las firmas Apollo y TPG.

Las grandes esperanzas de los analistas sobre la industria del juego están puestas en la región china de Cotai. La expansión en esa región es, precisamente, una de las grandes apuestas que entusiasma a los inversores porque hacia esa zona se prevé una afluencia de US$ 22.000 millones de nuevos capitales entre el período de 2015 a 2017. Será, fundamentalmente, por la instalación de MGM Grand, Wynn y Studio City.

Para seguir leyendo esta nota ingrese con su usuario y contraseña a la Plataforma Premium de Inversor Global Argentina. Para saber de qué se trata y aprovechar los beneficios que ofrece, haga click acá.

Deja tu respuesta