Vinos premium: Cuando invertir tiene un gusto diferente

Desde Baco en la Antigua Grecia, el vino ha sido una bebida de culto; y ya que por el momento no existe ningún indicio de que esto dejará de ser así, este elixir se transforma en una buena opción de inversión.

Particularmente en la Argentina, este negocio ha despegado desde hace ya varios años. Provincias como Mendoza, Río Negro y Salta, se han visto sumamente beneficiadas por la proliferación de diferentes bodegas en sus tierras. El Malbec, vino insignia de la región, es originario del sur de Francia, sin embargo, según críticas de enólogos expertos, la uva mendocina es “la mejor del mundo”;  lo que ha multiplicado la disposición natural de los inversores.

Ya sea por interés genuino en la bebida o por sus atractivas ganancias, en caso de querer invertir en vino es necesario tener en cuenta que es un producto tan volátil que puede desaparecer si se rompe una botella, o si se sirven un par de copas.

De todos modos, según Alan J. Brown, jefe de inversión de Schroders en New York, “comprar vino de calidad puede resultar una buena inversión alternativa que puede generar un rendimiento de hasta un 15%”.

Brown, detalla que: “Los vinos de primera calidad alcanzarán precios elevados, pues no podrá aumentarse la oferta para cubrir la creciente demanda mundial, a medida que la población de personas con alto poder adquisitivo interesada en buen vino sea cada vez más numerosa. No obstante, ésta es una propuesta a largo plazo”.

Una vez que el ahorrista decide seguir adelante con esta inversión largoplacista, es hora de tener en cuenta otros factores. En un artículo publicado en Investopedia.com, se enumeraron diferentes elementos a considerar.

Almacenamiento

No es lo mismo guardar un vino que sobró para un próximo festejo, que hacerlo si se pretende venderlo. Para almacenar correctamente el vino que comerciará, usted tendrá que tener un área oscura con niveles óptimos de temperatura y humedad. Ésto se puede lograr en una bodega natural en el sótano o en un armario oscuro si vive en una región con clima templado.

Seguros de vino

Los vinos caros son considerados objetos de valor similares a la joyería. Será necesario discutir con la compañía de seguros de hogar cómo cubrir el valor completo de su colección. Si usted vive en un clima propenso a los desastres naturales como terremotos, inundaciones o tornados, asegúrese de que su póliza de seguro cubre la rotura o contaminación debida a estas emergencias climáticas.

Los “wines values” a futuro

Los mejores indicadores de los valores actuales y a futuro de un vino son: las calificaciones y la escasez. Críticos de vino, tasan a éstos en una escala de 1 a 100. Antes de comprar un vino basado en calificaciones, lea los comentarios y las valoraciones de varios críticos. Vinos que se encuentren alrededor de 95 puntos son considerados de alta calidad.

La escasez es más difícil de predecir. Un vino que se encuentra actualmente en producción limitada es un buen indicador, pero también se puede apreciar esta característica a través de su precio; hacer un seguimiento de éstos en Vinfolio.com es otra buena opción.

Fondos de vino

Si usted no tiene el almacenamiento para resguardar su inversión a través de los años, invertir en acciones o fondos mutuos es una buena opción. Existen muchísimas opciones para cada tipo de inversor, sólo será cuestión de encontrar la mejor para usted.

Este tipo de inversión puede ser una propuesta arriesgada, pero si está dispuesto a tomar lo que no se vende, puede transformarse en un vehículo de inversión divertido e inteligente. De todos modos, se puede brindar por un futuro mejor.

Deja tu respuesta