5 teorías polémicas de inversión

Cuando se trata de invertir, existen una gran variedad de teorías sobre lo que hace cada mercado en particular. Sin embargo, todas estas hipótesis se pueden dividir dentro de dos grandes grupos: las que son adherentes a un “mercado eficiente” y las que creen que el mercado puede ser vencido.

En un artículo publicado por Investopedia se enumeran algunas de las teorías financieras más y menos comunes:

La Hipótesis del Mercado Eficiente (HME)

Los opositores al HME pretenden batir constantemente al mercado, encontrando precios irracionales dentro de él.No se puede ser neutral con esta hipótesis. O la persona cree en ella y adhiere pasivamente al mercado, o se centra en la selección de acciones sobre la base de un potencial de crecimiento, activos infravalorados. La HME afirma que el precio del mercado de las acciones incorpora toda la información conocida sobre ese stock. Esto significa que la acción se valora con precisión hasta que un evento cambia esa valoración. Porque el futuro es incierto, para un adherente de la HME es mucho mejor ser dueño de una amplia franja de existencias y beneficiarse de la suba general del mercado.

El principio del 50%

Este principio predice que, si una acción ha estado en una tendencia a la alza y ha ganado un 20%, se volverá a caer un 10% antes de continuar su ascenso. Este es un ejemplo extremo, ya que la mayoría de las veces esta regla se aplica a la compraventa en corto plazo que los analistas técnicos y comerciantes realizan.

Esta teoría adjudica este efecto a los inversores asustadizos que toman ganancias tempranas para evitar quedar atrapados en una verdadera inversión a largo plazo. Si la corrección supera el 50% de la variación de precios, se considera una señal de que la tendencia ha fallado.

La teoría del más tonto

Se basa en la creencia de que se puede ganar con cualquier inversión -siempre y cuando- haya alguien más “tonto” que usted dispuesto a pagar más por esa misma inversión. Lo que significa que podría hacer dinero de acciones sobrevaloradas sin ningún problema, porque habría alguien que pagaría aún más por ellas.

La inversión de acuerdo con la teoría del más tonto significa ignorar las valoraciones, los informes de ingresos y todos los demás datos, apoyándose en la suposición de que es más peligroso prestarle demasiada atención a éstos que hacer caso omiso de ellos.

La hipóteses de la pérdida

Afirma que la percepción de la ganancia y la pérdida están sesgadas. Es decir que, la gente tiene más miedo a la pérdida de lo que se siente atraída por una ganancia. Si a las personas se les da la opción de dos inversiones diferentes, van a escoger la que piensan que tiene menos posibilidades de terminar en una pérdida, más que la que ofrece la mayor cantidad de ganancias.

Para el inversor, el reto está en superar las previsiones decepcionantes y ser lo suficientemente valiente como para obtener los rendimientos deseados.

Teoría de las expectativas racionales

La teoría de las expectativas racionales afirma que los jugadores actúan ajustándose a lo que lógicamente esperan en un futuro. Es decir, una persona va a invertir o gastar de acuerdo a lo que ella crea racionalmente que sucederá en la posteridad. De esta manera, la persona da inicio una profecía auto-cumplida.

La utilidad de esta teoría es dudosa; ya que, por ejemplo, un inversor podría pensar que una acción va a subir y, mediante la compra, este acto realmente causaría que las acciones suban. Lo que pone de manifiesto que la teoría de las expectativas racionales explica todo, pero no dice nada.

Si quiere saber más sobre ésta y otras teorías de inversión, suscríbase a la revista InversorGlobal haciendo click acá.

Deja tu respuesta