Apple: ¿manzana podrida?

Las perspectivas positivas no llegan para Apple, la Bolsa no logra encaminarse hacia arriba y las notas de prensa se hacen eco del tema. En Jefferies, una firma de banca de inversión, se recortó el precio objetivo para la acción de Apple de US$ 420 a US$ 405 a doce meses. Las razones por las que hicieron este movimiento fueron los niveles de inventario elevados, afirmando que Apple estaba disminuyendo la producción de iPhones, llevando al número de teléfonos inteligentes entre 25 y 30 millones para el tercer trimestre del año, frente a los 40 a 45 millones que se habían fabricado previamente, según indica el sitio financiero Seeking Alpha.

 El pasado martes, el holding de inversiones Oppenheimer, con base en Nueva York, también redujo las estimaciones de los próximos dos trimestres argumentando en las ventas “estables” de las versiones 4 y 4S del celular, y de la no tan alentadora comercialización del iPhone 5.

Así, otros grupos de inversiones fueron pesimistas acerca de las estimaciones y la rebaja en el precio de la acción de Apple para los meses venideros, desvelando las preocupaciones que tiene el mercado sobre sus productos.

Estas notas negativas fueron parte de las causantes de la caída de más de 20% en el precio del título de Apple en lo que va del año.

Siempre presente

Si alguien cree que con todo esto debería vender sus acciones en la empresa, le decimos que tal vez con eso no baste. Esto se deba a que las acciones de la firma son parte de las carteras de inversores que están expuestos a ETFs y fondos mutuos, con altas concentraciones de acciones de la empresa en estos instrumentos. Apple, además, sigue estando entre las empresas con mayor capitalización bursátil del mundo, algo suficiente para darle peso.

Algunos de esos instrumentos a los que los inversores están indirectamente a sus títulos son:

El ETF SPY, que reproduce el comportamiento del índice S&P 500, contiene US$ 130 mil millones en activos bajo gestión, con una asignación de 2,6% a Apple.

El ETF QQQ, que rastrea el Nasdaq 100, que incluye a las mayores empresas no financieras que cotizan en ese índice. Allí tiene asignado el 11%, lo que significa que el ETF posee más de 9,3 millones de acciones de Apple.

Con tantas acciones de Apple escondidas en los portafolios de muchos inversores y, tras las últimas notas entregadas por las firmas de inversiones, la compra de títulos adicionales podría dejar a los inversores sobreexpuestos a la compañía de la manzana mordida y, en muchos casos, pueden no saberlo. Es por esto que es recomendable darle una mirada detallada a su cartera, para asegurarse de que su participación en Apple no sea mayor en proporción, comparado con otros activos, por si la manzana se echa a perder.

Deja tu respuesta