Diez millonarios que no les dejarán su fortuna a sus hijos

Algunos no creen que sus hijos estén capacitados para manejar semejante suma, mientras que otros simplemente piensan que harían un bien mayor destinando sus posesiones a la caridad. La causa puede variar pero la consecuencia es una sola: sus hijos no recibirán -en algunos casos- ni el 10% de la fortuna que sus padres cosecharon.

Warren Buffet

Recientemente, ha donado a la fundación de Bill Gates, “Giving Pledge”, miles de acciones por un valor de 2.000 millones de dólares. El gurú de las inversiones es uno de los principales impulsores de la solidaridad hacia los más necesitados. En varias oportunidades ha declarado que es importante “dejar a los hijos lo suficiente para hacer algo, pero no lo bastante para hacer nada”; en concordancia ha anunciado que donará el 85% de su fortuna a fines sociales.

Bill Gates

Bill Gates, el hombre más rico del mundo, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg, inició junto con su mujer una campaña filantrópica en junio del 2010. La misión de ésta es la de adherir a la mayor cantidad de millonarios para que donen el 50% de su fortuna a fines benéficos. Dando el ejemplo, él ha comprometido la mitad de su patrimonio, estimado en 54.000 millones de dólares.

R.E. Turner

Ted Turner, fundador de la CNN, no confió en la capacidad de su hijo para dirigir su negocio. Por eso, se encargó de que jamás llegara a sus manos. Sin embargo, el hijo -al que consideraba un incompetente- logró recuperar la compañía y maximizarla, formando así un imperio mediático.

Vladimir Potanin

Este gran empresario ruso aprovechó el surgimiento de la economía de mercado en su país y consiguió hacerse de veinte empresas estatales, las cuales potenció. Debido a esto, obtuvo una de las grandes fortunas de Rusia. Él fue el primer magnate ruso en anunciar que sería parte de “Giving Pledge” y que dejaría la mayor parte de su dinero a la solidaridad.

Duncan Bannatyne

Bannatyne, un exitoso emprendedor escocés, cedió un fondo fiduciario a cada uno de sus hijos. Sin embargo, para acceder a éste, impuso estrictas condiciones: fumar y tomar no está permitido. Tanto es así que encontró a su hija fumando y le retiró la financiación.

Peter Sellers

Gracias a su carrera, el exitoso actor cosechó una importante fortuna. La herencia que se aproximaba a los “escasos” 7 millones de dólares, la transmitió casi por completo a su esposa. Sus hijos, que comparativamente recibieron muy poco, no habían tenido contacto con él en varios años.

Eugene Lang

Es poseedor de una compañía de tecnología y creador de la fundación “I have a dream” que financia la educación de muchos chicos en los países en desarrollo. Su fortuna, de más de 50 millones de dólares, no tocará las manos de su hijo, ya que éste recibirá únicamente dinero para su educación. Según Lang, la herencia “diluye la motivación”.

Andrew Carnegie

Carnagie, el hombre que más amasó según Forbes?, llegó a generar lo que hoy equivaldría a unos 12.000 millones de dólares. De todas formas, la mayor parte de su riqueza la repartió entre bibliotecas, escuelas y hospitales. Su única hija recibió menos del 10% del dinero de su padre.

Aaron Spelling

El reconocido productor de películas y series de televisión estadounidenses también forma parte de este ranking. El “caprichoso” de la lista se negó a legar sus bienes -valuados en 500 millones- a su hija, porque se enfadó con ella tras haber rodado una sitcom autobiográfica que él había rechazado.

Yu Pengnian

“Si mis hijos son competentes no necesitarán mi dinero. Si no lo son, dárselo sólo les hará daño”. Eso fue lo que declaró el mayor empresario inmobiliario chino cuando anunció que donará a la caridad la integridad de su fortuna, estimada en 500 millones de dólares.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido