Los riesgos de las tarjetas de crédito

Los riesgos de las tarjetas de créditoAunque no lo crea, algo que podría beneficiar –en ciertas ocasiones- nuestras finanzas personales sería que a la pregunta “¿aceptan tarjeta?” nos respondan, “no”. Pero esto ya casi no pasa. Cada vez son más los locales que aceptan tarjetas de crédito y no sólo eso, sino que también ofrecen promociones y descuentos para aquellos clientes que utilicen esta forma de pago.

Según un informe de Ignis Argentina publicado en IProfessional, en nuestro país más del 35% de la población posee algún tipo de tarjeta. Este porcentaje se incrementó en los últimos 7 años un 23%, invadiendo así todos los sectores socioeconómicos de la población. La mayoría se inclina por Visa y Tarjeta Naranja dejando atrás a MasterCard y American Express.

Debido a la proliferación de tarjetas en todos los niveles socioeconómicos, mucha gente casi no se maneja con efectivo. En Estados Unidos, por ejemplo, hay más de 600 millones de tarjetas y la deuda promedio por hogar es de unos 16.000 dólares, según un informe de la Reserva Federal sobre la deuda de los consumidores.

Si bien las tarjetas de crédito muchas veces nos solucionan la vida, ya que nos permiten financiar en cuotas algo que de otra forma no podríamos comprar, no todo es color de rosa. Si éstas no son utilizadas con responsabilidad pueden llegar a ocasionar grandes problemas en el propio patrimonio.

En un artículo publicado por Investopedia, se destaca la importancia de las decisiones que se toman en torno a las tarjetas de crédito. Por ejemplo, el hecho de que su banco le ofrezca un límite muy alto no significa que usted tiene que acercarse o superar esta cantidad, gran parte de las deudas provienen de gastos excesivos que se realizaron con liviandad.

Si por alguna razón usted se está acercando al límite de su tarjeta debe saber que si lo sobrepasa, puede haber consecuencias. Debe estar preparado para las sanciones y gastos que deberá pagar. Acuérdese que le está debiendo a un banco, y éste querrá cobrar.

Hay varias razones por las que no debería acercarse al límite de su tarjeta. En primer lugar, usted no será capaz de usar la tarjeta una vez sobrepasado éste. Por otro lado, tendrá que pagar una parte importante del saldo si quiere volver a utilizarla. Hay bancos que congelan las cuentas, lo que quiere decir que requerirá que usted pague la totalidad del importe con el fin de utilizar la tarjeta de nuevo.

La mejor manera de evitar pasarse de su límite de crédito es crear un presupuesto con antelación y establecer en qué y cuándo quiere gastar su dinero. También puede suscribirse a las alertas por correo electrónico que le avisará cuando esté a punto de pasarse de su límite.

De todas formas, el límite es uno de los muchos problemas que pueden surgir con su tarjeta. Es por esto, que a continuación se enumeran algunos consejos para tener en cuenta:

  • Evite tener varias tarjetas y gastar un poco con cada una si no es por algún beneficio que le convenga particularmente. Así, evita afrontar gastos fijos por la mantención de cada una.
  • Proyecte: si va a pagar cuotas, piense primero si podrá hacer frente a todas las mensualidades.
  • Chequee las transacciones que se realizan con su tarjeta y guarde siempre los comprobantes.
  • La clave que elija debe ser memorizada por usted. No la escriba en papeles y no la comparta con otras personas.
  • Siempre que pueda, intente pagar el total de su factura. Así evitará que se le acumulen intereses por pagos en cuotas, que es donde está el verdadero negocio de bancos y tarjetas.

 

Comment 1

  1. Marcos Sebastian

Deja tu respuesta