Visita del Papa a Brasil le pega al peso

La primera visita oficial del Papa Francisco al continente no sólo ocasionó un enorme movimiento turístico hacia Brasil, sino que también impactó en la valoración del peso argentino en el mercado paralelo.

Varios turistas católicos argentinos, que acudieron al encuentro, tuvieron problemas para conseguir dólares y reales en el mercado oficial. Por eso, algunos habrían optado por el paralelo. No obstante, gracias al llamado que realizó el Secretario de Comercio interior, Guillermo Moreno, a los cambistas para congelaran las operaciones, incluso allí muchos creyentes tampoco habrían encontrado soluciones.

Según había dado a conocer la Administración Federal de Ingresos Públicos, los más de 11.800 jóvenes argentinos que viajaron a Río de Janeiro para poder ver al Papa Francisco, estuvieron excluidos del cepo cambiario y pudieron comprar reales sin dificultades.

Sin embargo, la AFIP sólo autorizó la compra de divisas a los grupos que organizó la Pastoral Juventud de la Conferencia Episcopal Argentina; dejando afuera de ese beneficio a todos los fieles que viajaron por su cuenta.

Lo que ocurrió fue que, los miles de católicos argentinos que viajaron a Brasil aumentaron la demanda de la moneda extranjera, que sumada al requerimiento usual de las vacaciones, contribuyó a empujar al peso hasta su mínimo en siete semanas, en el mercado informal.

Según explicó José Luis Espert al sitio ElMostradorMercados.cl, “los controles cambiarios hicieron que muchos de los peregrinos que van a Río de Janeiro y turistas que van al exterior para las vacaciones de invierno recurran al mercado negro, lo que llevó a que el peso se debilite y que sean menos atractivos los activos en moneda local”.

En el mercado no regulado, el peso se desplomó 6,7% en julio hasta 8,47 pesos por dólar, un 55% por encima del tipo oficial a 5,4619, según precios monitoreados por el diario Ámbito Financiero.

“El factor estacional de los argentinos que viajan para las vacaciones de invierno, de los cuales algunos van a ver al Papa, está aumentando una tendencia general a incrementar la demanda de dólares”, comentó Espert.

Por otro lado, José Nogueira, responsable de operaciones de divisas en la firma bursátil ABC Mercado de Cambio en Buenos Aires, explicó que la demanda de los turistas es lo de menos y que la inflación y la preocupación por el futuro de la segunda economía más grande de Sudamérica son la principal razón de la caída del peso en los mercados paralelos.

“El peso se devalúa porque la gente quiere protegerse del riesgo de la incertidumbre económica en el país con el dólar”, concluyó Nogueira.

Deja tu respuesta