¿Llegó el momento de vender el oro?

Seguramente, muchos de los que decidieron comprar oro lo hicieron debido a su valor perdurable en el mercado. Por esto, es probable que también les cueste deshacerse de este activo, ahora que está en franco descenso en las bolsas mundiales.

Aquellos que eligieron posicionarse en oro porque supusieron que no era fácil de vender, estaban en lo cierto. Sin embargo, a los que apuestan al metal dorado y compran y venden futuros y operaciones, el oro comenzó a “quemarle en las manos”.

Desde finales 2012 se vendió una gran cantidad de oro. Según la publicación inglesa MoneyWeek, desde febrero de este año cerca de 550 toneladas de ese metal se fueron de los capitales de ETFs.

El mercado físico del oro se flexibilizó en los últimos años. El banco internacional de inversión, Barclays Capital, que tiene presencia en los mercados más grandes del mundo, posee cerca de 500 toneladas, un número apenas menor a la quinta parte de la producción anual actual. Mientras tanto, GLD, el mayor ETF de todos, ha visto caer sus tenencias del metal en 400 toneladas, que pasaron de 1,353.35 a 965 toneladas.

Aunque parezca obvio, mientras todos venden oro hay alguien que está comprándolo. Y, si bien es muy difícil precisar a ciencia cierta quién es ese comprador, se cree que algunos fondos, como Greenlight Capital, vendieron sus posiciones en ETFs y se volcaron por el oro físico.

De la misma manera, muchos bancos centrales han adquirido este metal. También muchos compradores minoristas, ubicados en mayor medida en Asia, han aumentado sus posiciones en oro a partir de abril último. China, por ejemplo, se hizo propietario de 137 toneladas de oro físico durante el mes de abril.

Distintos analistas bursátiles estiman que, en un nuevo paradigma de los mercados, el oro ha pasado de las “manos débiles” a otras más fuertes, y también que ha migrado desde Occidente hacia Oriente. Por manos fuertes, se refieren a aquellos propietarios que pueden atesorar este metal por años y difícilmente lo vendan.

Al mismo tiempo, afirman que no todo los ETFs de oro se venderán; pero que su comercialización aumentará, sobre todo si la caída del valor del metal persiste.

¿Puede acabarse el oro?

Si bien ahora todos parecen huir de sus posiciones en metal dorado, esta situación no se prolongaría por tiempo indeterminado. Entonces, cobrará relevancia un factor que a muchos inversores suele pasarseles por alto: la producción.

En los últimos años, por presiones sociales y gubernamentales, las mineras se volcaron a producciones más sustentables. Muchas, por no haber podido afrontar los costos de “extracciones más limpias”, cerraron sus puertas en distintas partes del mundo.

Los costos de producción del metal no pueden ser costeados con los bajos precios que tiene en el mercado por estos días. Pero, en algún momento, quizás por una corrida bancaria o por la inflación mundial, el oro volverá al centro de la escena.

Cuando el metal se revalorice, los ganadores serán aquellos que hayan logrado mantener una posición dura en medio de estos cambios de paradigma en el mercado.

Para conocer más acerca de este y otros activos, siga mes a mes las notas que exclusivamente publica la Revista InversorGlobal. Si aún no la recibe, solicítela aquí.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;Education Chairman Dean Mortimer, R Idaho Falls, debated in favor of the billFamilies, however, have to hire a lawyer and go to court to get unredacted reports to learn the full story of how their loved ones died.mulberry outlet york
“I only wanted her in my house to help her.prada wallet
Elle s’apparente plus ses compatriotes William McIlvanney, Ian Rankin ou encore Louise Welsh, grands noms du polar Et puis elle ressemble ce qu’elle des intrigues au carr dans un contexte toujours tr r un style sans chichis, des personnages cr et complexes, un f assum Voire un soutien affich la cause homosexuelle, notamment par le biais du personnage de ses d Lindsay Gordon, socialiste, f lesbienne, cynique (Une mort pacifique).hollister frankfurt

Records obtained by the Miami Herald show that school staff members have complained to the principal about cleanliness at the school to no avail since at least October.sac hermes birkin

He points to the major drought of the late 1980s, when the lake dropped by several feet.cheap ray ban glasses

Deja tu respuesta