FMI le suelta la mano a la Argentina contra los buitres

Finalmente, el FMI retiró su apoyo a la Argentina en el juicio contra los fondos buitres. Contrariamente a lo que había anunciado, decidió no respaldar al país en su reclamo ante la Corte Suprema de los Estados Unidos por el juicio contra los holdouts.

Según informó un vocero del FMI, la determinación tomada por Christine Lagarde -que dirige la organización- está vinculada con la anterior resolución de Barack Obama de dar un paso al costado.

Si bien la decisión de respaldar al país que había comunicado el FMI había sido -sin dudas- algo inesperado para la Argentina,  el apoyo estaba motivado por el posible impacto negativo que tendría un fallo adverso para el país en otros países con deuda, ya que podría perjudicar sus propios procesos de reestructuración.

Tanto al FMI como al Gobierno de Estados Unidos les preocupaba el riesgo sistémico que implicaría avalar la posición de los fondos buitre: la plaza de Nueva York quedaría herida si un juez capturara pagos de deuda reestructurada para saldar una sentencia de bonos en default.

Sin embargo, la Casa Blanca y el Fondo Monetario Internacional se terminaron desdiciendo.

Según publicó el diario La Nación, la fuente que informó sobre la decisión final de Lagarde explicó que: “la posición de respaldo hacia la Argentina se había adoptado ante la convicción de que también contaría con el apoyo de Estados Unidos, por lo que no sería apropiado seguir adelante, ahora que es evidente que ese respaldo no está”.

Sin el respaldo de nadie, Argentina espera sola las 48 horas restantes para que venza el plazo procesal para presentar recursos de esta índole frente a la Corte.

Aunque una luz de esperanza iluminaba el final del túnel -ya que versiones aseguraban que el gobierno de Francois Hollande respaldaría al país- todo se volvió incierto frente a la decisión tomada recientemente por el Fondo Monetario Internacional.

De todos modos, el Fondo ratificó su preocupación por las implicancias que, para el sistema mundial, podría tener un fallo adverso a la Argentina.

Esto no tiene nada que ver con la Argentina, sino con las consecuencias que podría implicar un fallo de esas características. Es más, una de los requisitos de este fugaz apoyo -que ahora se descartó- era que “no tuviera mención alguna de respaldo” a políticas del país en cuestión.

Para estar al tanto de éste y otros temas económicos de la Argentina, no deje de consultar nuestra Revista InversorGlobal. Si no la recibe, hágalo con un click acá.

Comment 1

  1. Rosana Langone

Deja tu respuesta