La mano visible versus la mano invisible

Crisis del trigo en Argentina

Federico Tessore

Una semana habitual en la Argentina. Entre otras noticias, el Secretario de Comercio, Guillermo Moreno, se enojó con las casas de cambio porque el blue volvió a superar los ocho pesos por dólar. También se enojó con los productores de trigo porque, según él, no quieren venderlo. Se enojó con un juez que lo llamó a declarar por abuso de autoridad y volvió a acusar a las “corporaciones” de la inflación. Y además, nos recomendó que no consumamos tomates por los próximos dos meses porque la oferta será menor…

Nuestra Presidenta sigue diciendo que está todo bien y que la economía crece a un ritmo del 7% anual; mientras que sus funcionarios intervienen cada vez más en la economía, decidiendo y dominando casi todos los mercados de la Argentina.

¿En qué creen el Gobierno y sus funcionarios?

Ellos creen que pueden coordinar las acciones de las personas de una forma mucho más eficiente que el mercado. Ellos se creen capaces de “ordenar” la economía del país basados en sus propios juicios y opiniones. ¿Es esto posible? La historia muestra que no lo es. Adam Smith presentó este problema con una metáfora muy clara:

“Cuentan que el recién nombrado embajador soviético en Londres entró en una panadería y, asombrado por la variedad de panes y confites, pidió conocer al responsable de la distribución de esos productos en el Reino Unido. Se quedaron mirándolo sin poder contestar: no había nadie responsable, era la ‘mano invisible’.”

De esta manera, Adam Smith presentó la idea de que existen “órdenes espontáneos” en las economías que se encargan de coordinar las acciones de la gente sin que haya una persona o grupo de personas que las dirijan. La “mano invisible” de Adam Smith es la responsable del progreso y los avances que el mundo logró durante los últimos dos siglos. En el momento en que un grupo de “genios” se mete en el medio de la mano invisible ocurren las cosas que hoy ocurren en países como Argentina o Venezuela.

¿Por qué pasa esto?

Bueno, sentido común, no hay que darle muchas vueltas al asunto. Le pregunto: ¿cómo puede una sola persona conocer los gustos y necesidades de 40 millones de personas? Es simplemente imposible, sólo el mercado -con su sistema de precios- lo puede determinar. Nosotros como ciudadanos votamos todos los días con nuestras decisiones de compra sobre lo que nos gusta y lo que no nos gusta y de esa forma surgen los órdenes superadores, aquéllos que nos dan cada vez más opciones al precio más bajo.

Volviendo al ejemplo de Adam Smith del panadero, hoy en la Argentina falta pan. El Estado regula el precio del trigo; por lo tanto, los productores no tienen incentivos para producir. Menos oferta, suben los precios. Simple como eso, fácil de entender. Desde el momento en que un Gobierno deja funcionar al mercado del trigo libremente, se acaba el problema. 

El problema es que dejar al mercado actuar libremente no es una idea que seduzca mucho a los políticos. Los mercados les mostrarían su ineficiencia para llevar adelante un Gobierno. Y peor aún, también provocarían que la población se dé cuenta de la incapacidad de los funcionarios. Mientras puedan postergar esta situación, los políticos optan por hacerlo…

En este contexto, usted se preguntará cómo manejar sus finanzas personales. Bueno, tiene que basarse en tres premisas:

1 – Mas allá de las variaciones de corto plazo, en un país que basa sus acciones económicas en la “mano visible” del funcionario de turno habrá cada vez menos productos, de menor calidad y a un precio cada vez más alto.

2 – La única forma de mantener un sistema basado en la “mano visible” es teniendo cada vez más manos tomando decisiones. Por lo tanto, sólo es de esperar cada vez más intervención en la economía, cada vez más regulación, cada vez menos espacio para el mercado, para emprendedores y empresarios.

3 – Tarde o temprano un modelo basado en la “mano visible” explota por el aire o se convierte en una dictadura opresiva donde el ciudadano no se puede expresar ni protestar. Como creo que Argentina no tiene las condiciones sociales para convertirse en un país sumiso y controlado como Cuba, no queda otro camino que la explosión. ¿Por qué explota? Simplemente porque es imposible que un grupo de personas tome decisiones eficientes por millones de personas. Entonces, esto determina que el sistema de precios se destruya y a partir de esto, el sistema productivo se desintegre.

Y bajo estas tres premisas no es una mala idea prepararse para un período de bajos ingresos. Ahorrar y resguardar sus ahorros lejos de la mano de los políticos argentinos. Y en el mejor de los casos, intentar generar ingresos en el exterior. También lejos de las “manos visibles” argentinas. 

¿Cómo hacerlo? En InversorGlobal le damos recursos para que usted pueda invertir sus ahorros lejos de las manos rápidas. A través de la revista InversorGlobal lo mantenemos al tanto de las últimas novedades y estrategias. Por medio de Crisis & Oportunidad le damos recomendaciones concretas de inversión y a través del Programa Acelerado para Invertir como un Experto le acercamos todo el conocimiento que necesita para invertir por su cuenta con éxito. 

Pero nos faltaba algo. Nos faltaba ayudarlo a encontrar formas de generar ingresos adicionales en el exterior, formas de generar dinero excedente a sus ingresos corrientes. Dinero que no sólo le dé la posibilidad de ahorrar más, sino también de diversificar sus ingresos geográficamente. Porque tenga presente que cuando la crisis local explote, todos vamos a sufrir, todos vamos a ver nuestros ingresos disminuir. 

Por ello, antes de que pase esto, crear nuevas fuentes de ingresos que estén basadas en el exterior es una parte fundamental de nuestro plan de supervivencia. En InversorGlobal venimos trabajando desde hace meses en un nuevo servicio que lo ayudará a cumplir este objetivo. En pocas semanas se lo podremos presentar. De esta forma, cerraremos el “escudo anti crisis argentina”. Por un lado, blindaremos nuestros ahorros. Por el otro, blindaremos nuestros ingresos. Usted no tendrá que volver a sufrir más la irresponsabilidad de nuestros gobernantes…

Tendrá un plan que lo protegerá de la “montaña rusa” argentina. Hoy no sólo es posible implementarlo, sino que cualquier argentino con perseverancia y decisión lo puede lograr. La tecnología está de nuestro lado. Con los conocimientos adecuados usted la podrá aprovechar.

Le deseo un excelente fin de semana,

Federico Tessore
Para InversorGlobal Argentina

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;All the participants received the book Olympic Education, which contains information on the history of the Olympic Movement, the IOC and the Mongolian NOC

That also means the Bobcats mascot is out of job.black timberland boots
Other documented effects include obsessive ruminations, confused thought processes, an over sensitivity to stimuli, irrational anger, social withdrawal, hallucinations, violent fantasies, emotional flatness, mood swings, chronic depression, feelings of overall deterioration, as well as suicidal ideation.mcm bookbag
We want everyone who lives here or works here to know English or learn English and use English.gucci scarpe
And they will bring in star guard Stephen Thompson of Bishop Montgomery in Torrance next season.toms sale

The grand marshall of the parade was Magaly Gonzalez Sipperley, a propulsion engineer at Space Systems Loral (SSL) in Palo Alto, which builds commercial satellites for companies like DIRECTV and Google’s Skybox Imaging.portafoglio gucci

Deja tu respuesta