Use el poder de su cerebro en favor de sus inversiones

Consejos para invertir con lógicaJusto detrás de su frente se encuentra una región del cerebro conocida como la corteza frontopolar. Ésta, de mayor tamaño en los humanos que en los demás animales, es la parte de la corteza cerebral que más ha evolucionado. Está relacionada con la planificación y el control de otras regiones cerebrales, así como también resulta primordial para funciones mentales avanzadas como la memoria, explorar nuevos ambientes y tomar decisiones sobre el futuro.

Un estudio realizado por diferentes universidades de Estados Unidos y publicado por The Wall Street Journal Online arrojó que esta región es la más utilizada por los hombres a la hora de invertir. Al tratarse de la parte de la cabeza que almacena la memoria y decide en base a ella lo que se hará en el futuro, resulta un elemento muy importante cuando se compromete el patrimonio propio.

La investigación se dirigía originalmente a determinar la forma en que la corteza frontopolar contribuye a predecir los retornos. Así que compararon a personas con daños en esta corteza frente a dos grupos de control de personas saludables y personas con lesiones en otras zonas del cerebro (pero no la corteza frontopolar).

Estos grupos fueron invitados a jugar un juego en el cual debía elegir entre cuatro máquinas tragamonedas. La elección debía enfocarse en aquella máquina que –según ellos- les daría más recompensas. Paralelamente, y sin que los electores sepan, las recompensas de las máquinas variaba aleatoriamente y sin ningún patrón lógico.

El patrón que los científicos descubrieron fue que los dos grupos de control tendían a tomar su decisión futura en base a cuánto había rendido una máquina tragamonedas en las dos rondas anteriores.

Según Nathaniel Daw, un profesor involucrado en el estudio, los sujetos saludables parecían estar llevando su experiencia más reciente hacia el futuro y elegían predominantemente sobre esa base. Sin embargo, las personas con daños en la corteza frontopolar basaban sus elecciones en la historia acumulativa de las recompensas y no en los cambios de los resultados más recientes.

Lo destacable de este estudio es que muchas veces, la estructura aleatoria de la Bolsa de Valores se asemeja bastante al de las máquinas tragamonedas. Entonces, se podría concluir que cuando la corteza frontopolar es confrontada con lo impredecible se rehúsa a admitir la derrota. Usa todas sus destrezas para buscar patrones en datos aleatorios y ante la ausencia de patrones reales, creará patrones ilusorios.

Hoy, para muchos, el trading de corto plazo es la opción elegida, algo que ante la variabilidad del mercado puede bien ser visto como un casino, donde no se toman decisiones basadas en certezas sino más bien en “creencias”. En ese sentido, lo mejor es estudiar, con calma, las inversiones.

Las recomendaciones que detalla el artículo son las siguientes:

  • Realizar una lista de criterios que debe cumplir cada acción o fondo antes de comprar o vender.

  • Asegurarse de nunca comprar o vender una inversión sólo porque su precio subió o bajó. Para esto, debe enumerar tres motivos que no tengan nada que ver con el precio que justificaría vender o comprar.

  • Llevar la cuenta de los rendimientos de las inversiones que vendió para saber si tuvieron mejor desempeño que lo que sea que compró en su lugar.

  • No hace falta comprar y vender acciones como loco sólo porque la gente que aparece en los titulares a veces conserva acciones por unos minutos o segundos.

Deja tu respuesta