Tres claves para entender los mercados actuales

Cómo saber si el mercado está cambiandoSon las 7:00 AM de un día hábil. Suena el despertador y comienza la rutina habitual. Esperando mi taza de café, prendo mi teléfono móvil, repaso mis correos electrónicos e ingreso directamente a mis sitios de finanzas favoritos.

Comienza el ritual de chequear todas las cotizaciones que influyen, de alguna u otra manera, sobre mi actividad. El cierre de las Bolsas asiáticas, la apertura de los mercados europeos y los futuros de las Bolsas de Wall Street conforman la brújula necesaria para saber qué es lo que me espera para mi jornada laboral.

Así se repite la historia durante los cinco días hábiles de la semana.

No es motivo de ejemplo todo lo anterior; existe una fuerte autocrítica y también reclamos por parte de mi familia para que desenchufe mi conexión con los mercados financieros, al menos un par de horas al día. Pero es lo que me apasiona.

No pretendo que usted, como inversor minorista, tenga este comportamiento. De hecho, no es aconsejable. El flujo de información es increíblemente elevado y muy difícil de procesar para saber qué es lo que pasa con exactitud en el mundo y que, en definitiva, tiene impacto directo sobre las Bolsas mundiales.

Nuestra posición en InversorGlobal es clara en referencia a las inversiones: nuestras recomendaciones apuntan al mediano plazo y siempre sugerimos aplicar medidas que protejan su dinero, como la del stop loss.

Pero soy consciente de que no todos los inversores son de largo plazo o que muchos de ellos asignan una porción de sus ahorros a realizar “apuestas” de corto plazo, mejor conocidas como trading en la jerga bursátil.

Para este último fin, me parece interesante presentarles tres claves que hoy están mirando muy de cerca los inversores sofisticados para sacar el mayor de los réditos de los movimientos bursátiles diarios.

TASA DE RENDIMIENTO DE BONO A 10 AÑOS

El dato de cuánto rinde un bono del Tesoro estadounidense a 10 años no es trivial. Ese número nos dice más de lo que usted puede suponer, ya que muchos flujos de capitales alrededor del mundo marcan su destino con base en la tendencia de este rendimiento.

Durante las últimas semanas, hemos sido testigos de una fuerte caída de los bonos del Tesoro, con la consecuente suba de su rendimiento. La razón fue el anuncio de Ben Bernanke, sobre la Reserva Federal (Fed) y su posible desaceleración en la inyección de dólares.

grafico nombre
Como se observa, la tasa saltó de 1,83% a 2,60% anual. Esta suba se moderó la semana pasada tras algunos comentarios “tranquilizadores” por parte del jefe de la autoridad monetaria.

Pero el dato relevante es el siguiente: una suba de la yield estadounidense conlleva a una caída de los bonos soberanos globales, una suba de los niveles de las tasas de interés mundiales y un alejamiento de los capitales de las acciones.

Mientras el avance de la yield se mantenga acotado, entonces las acciones pueden seguir su tendencia alcista. En caso contrario, mejor estar alerta.

ÍNDICE DXY

Estados Unidos fue el epicentro del comienzo de la crisis global en 2007. Aún cuando gran parte de Wall Street apostaba por esos días a que el dólar perdería su estatus de reserva de valor mundial, el paso del tiempo se encargó de refutar todos esos presagios.

Por lo menos en el corto plazo, el dólar estadounidense siguió siendo el refugio de los grandes capitales cuando la situación comenzaba a percibirse más incierta.

Es por eso que en los últimos tiempos se asocia a los momentos de pánico inversor con situaciones de fortalecimiento del dólar y a eventos de mayor confianza con la debilidad de esta moneda.

El índice DXY, que mide la performance de la divisa estadounidense contra una canasta de monedas de países del mundo desarrollado, es un predictor bastante fiable sobre la evolución de las Bolsas en el corto plazo.

grafico nombre

ÍNDICE DE VOLATILIDAD (O DEL “MIEDO”)

Técnicamente hablando, el índice VIX mide la volatilidad implícita que existe en los contratos de opciones operados sobre el índice S&P 500. En un lenguaje más simple, podemos señalar que el VIX nos indica cuánto miedo hay entre los inversores: si sube el indicador, el miedo aumenta y si baja, ocurre lo contrario.

El razonamiento detrás de lo anterior es que cuando la situación económica global se “empantana”, los inversores están menos dispuestos a conservar acciones por largos períodos y se producen movimientos de mayor magnitud en los precios de los activos en lapsos más breves.

Conclusión, la volatilidad sube…

grafico nombre
Al igual que con el rendimiento del bono a 10 años del Tesoro, después de un fuerte avance en junio, el índice VIX tendió a disminuir tras las recientes palabras de Bernanke.

Con estos tres indicadores, tanto usted como cualquier inversor minorista podría ir monitoreando lo que ocurre en las Bolsas en el corto plazo y, con eso, poder tomar las mejores decisiones para su portafolio de inversiones.

Anticiparse a los cambios de humor en el mercado es el primer paso para hacer grandes negocios. El segundo paso es decidir en qué activos es conveniente invertir y aquí nosotros le ofrecemos una herramienta clave para ese fin, como es nuestra revista Inversor Global. Si todavía no está disfrutando de la misma, lo invito a suscribirse aquí.

Un cordial saludo,

Diego.

P.D: Si quieres mantenerte actualizado sobre recomendaciones y estrategias de inversión, te invito a seguirme en mi Twitter: @diegomb80.

Deja tu respuesta