Proteja su dinero de las trampas psicológicas

Cómo proteger su dinero¿Tiene problemas crónicos de dinero? ¿Pasa demasiado tiempo pensando en él? ¿Se le escapa de las manos? Tal vez el problema esté en su percepción. Algunos terapeutas han identificado una serie de trampas psicológicas basadas ​​en lo que la gente hace con su dinero. El sitio de The Wall Street Journal publicó dos de los problemas más comunes que las personas tienen con sus finanzas, y lo que pueden hacer al respecto.

Gasto excesivo

Por un lado, Karol Ward, terapeuta de Nueva York, trabajó con una joven que quería una relación pero que tenía un “profundo dolor” desde su infancia y experimentaba dificultades en torno a confiar en los demás. Paralelamente, la mujer pasaba la mayor parte de sus tardes gastando plata en tiendas de ropa, comprando cosas que no necesitaba.

Cuando ella visitó a la señora Ward, fue porque quería salir de su endeudamiento y gestionar mejor su dinero. Durante su tratamiento descubrió la conexión entre el miedo, la soledad y el gasto.

“El gasto excesivo, por lo general, se relaciona con el dolor emocional, las creencias distorsionadas sobre lo que las personas sienten que se merecen y una desconexión entre el impulso de comprar y los resultados reales de la compra”, aclara Ward.

El planificador financiero, Timoteo McGrath, ha sido testigo de varios clientes que gastan más porque quieren vivir un estilo de vida similar al de sus vecinos o compañeros de trabajo, sin reconocer que sus situaciones financieras son diferentes.

“Los clientes a menudo no se dan cuenta que las compras que realizan fuera de su alcance afectan la planificación a largo plazo”, expresó McGrath a The Wall Street Journal.

Según Ward, una vez que los clientes son conscientes de su comportamiento pueden trabajar para cambiarlo. Antes de comprar, podrían preguntarse “¿Qué estoy sintiendo en realidad?” o “¿Por qué quiero comprar esto?” explica.

Negación

No es ninguna novedad que, eventualmente, todos nos retiramos. Pero algunos parecen olvidar ese -no tan- pequeño detalle. El planificador financiero Clavija Eddy, ha visto a varios de sus clientes intentando negar la realidad de su posible futura situación financiera.

“Sorprendentemente, algunas personas piensan que es un ’milagro del dinero´ el que los ayuda económicamente cuando se alcanzan los 65 y sólo dependen de la jubilacion”, dice el asesor financiero de San Diego.

Ésta es una forma de negación, ya que conduce a no hacer ningún tipo de planificación financiera a futuro, lo que podría convertirse en una carga posterior para los hijos o familiares, cuando la persona ya no se encuentre entre los suyos.

La gente suele no tener un plan de sucesión, ya que resulta demasiado molesto pensar en ello. Sin embargo, “el problema es que el Estado va a tener un plan suplente y no se podrá cumplir con los deseos que tenía esa persona”, dice Lauren Lindsay, planificadora financiera.

A menudo, el “tabú social” en torno al dinero provoca que los miembros de una familia no discutan cuestiones de herencia abiertamente -antes de que ocurra algo- mientras todavía hay una oportunidad de escuchar a todo el mundo e incluirlos en la planificación.

Clavija Eddy recomienda que los clientes, en principio, acepten su propia mortalidad para poder planificar lo que sucedería en caso de una emergencia, discapacidad o muerte. Se puede empezar teniendo un buen plan de sucesión, actualizando a los beneficiarios en sus cuentas y, de ser propietarios de un negocio, seguir trabajando en la estrategia de salida durante su vida.

Deja tu respuesta