Trading, una peligrosa adicción

Cualquier adicción severa puede costarle su trabajo, sus relaciones y, por supuesto, sus recursos financieros. El trading no se queda. Por eso, en un artículo publicado en Investopedia.com, se detalló lo perjudicial que es ese tipo de adicción, sus síntomas y la forma de salir de ese espiral descendente.

La mayor atención se centra en cómo actúa el cerebro a través de su comprensión. La percepción alterada de éste puede ocasionarle comportamientos compulsivos y peligrosos.

El psicólogo financiero alemán Norman Welz, que trabaja constantemente con estos temas, así como con las personas afectadas, detalla los siete pasos para salir de -o prevenir- esta adicción.

Las tentaciones

Hay muchas maneras de hacer dinero a través del trading, independientemente de si los mercados suben, caen o se estancan. También, usted puede hacerlo rápidamente gracias al apalancamiento. En teoría, podría llegar a ser financieramente independiente, que es un sueño para muchos empleados.
Pero las estadísticas nos dicen que más del 90% de los aficionados pierden bastante dinero, ya que el problema fundamental es que se trata de un negocio especulativo y el apalancamiento es muy riesgoso. Si sale mal, usted podría perderlo todo.

El clásico espiral de adicción

Todo lo anterior crea un entorno que puede llevar a la adicción, y algunos patrones del comportamiento pueden inducir fácilmente un desastre auto-invocado. En primer lugar, si las cosas van bien, las personas creen que saben lo que están haciendo y apuestan más en sus esfuerzos para hacer una fortuna, retirarse y trasladarse a algún paraíso.

Sin embargo, si estos éxitos iniciales fueron sólo “suerte de principiante”, que es común, probablemente pronto se conviertan en terribles pérdidas. La próxima trampa psicológica es tratar de recuperar las pérdidas, lo que tiende a implicar cada vez más riesgo.

Verdadera adicción

Lo anterior, a veces es sólo un desastroso intento de recuperar las pérdidas, en lugar de una verdadera adicción, pero este último punto sí puede transformarse en algo peor.

Si hay una tendencia psicológica innata hacia la compulsión y la adicción, las emociones inicialmente inofensivas se convierten en un deseo obsesivo de repetir y prolongar el placer.
Nuestro cerebro produce una sustancia similar al opio llamada dopamina, que, como su nombre lo indica, puede “drogar” ciclos de comportamiento. Lo que es especialmente peligroso es que este proceso de dopaje es en su propio cerebro. Se verá recompensado ​por realizar estas actividades, lo que lo llevará a hacerlo con pasión; y se volverá realmente difícil darle marcha atrás.

Los signos de la adicción

Afortunadamente, algunos de los síntomas de esta adicción son visibles. Si comienza a pasar demasiado tiempo tradeando y, por lo tanto, deja de lado a su familia, a sus amigos y su trabajo de tiempo completo, debería comenzar a preocuparse.

Los sentimientos de frustración general, la agresión y los intentos de suprimir otros problemas personales son otros síntomas llamativos. En el peor de los casos, descuidará la higiene personal y la salud física.

Cómo depurarse

Si usted tiene algunos de los síntomas anteriores, es necesario que afronte la realidad y tome medidas. Si usted es realmente adicto, probablemente no puede salir solo de ésta.

Sea abierto con sus familiares y amigos, y busque apoyo. En cualquier caso, la adicción que ocasiona el trading no puede ser el problema real, por lo que es posible que tenga que averiguar lo que realmente subyace en su subconciente.

Tenga en cuenta que cada adicto tiene una historia diferente y única. Incluso si usted piensa que realmente no tiene un problema y que podría “detenerlo en cualquier momento”, tenga en cuenta las señales de peligro mencionadas anteriormente. Podría estar a tiempo.

Deja tu respuesta