Invertir no es un mito

los mitos de la bolsaLa definición de “mito” que nos da el famoso sitio de Internet Wikipedia es la siguiente:

      Un mito es un relato tradicional que se refiere a acontecimientos prodigiosos, protagonizados por seres sobrenaturales o extraordinarios, tales como dioses, semidioses, héroes, monstruos o personajes fantásticos.

En mi humilde opinión, a esta definición le falta un actor relevante como es el ser humano. Los mitos también se construyen y se esparcen por nuestro accionar cotidiano.

Recuerdo durante mi infancia, en los almuerzos tradicionales de los domingos, dos frases de mi abuela materna que tenían mucho de superstición, pero coqueteaban con el concepto de mito.

El primero de ellos estaba vinculado con una dieta alimenticia y señalaba que “nunca se debe comer sandía con un vaso de vino porque podía ser mortal”. El otro se vinculaba con la cuestión amorosa, y decía: “barrerle los pies a una novia trae mala suerte para el futuro matrimonio”.

Sin desviarnos del foco central de este newsletter, podemos incluir la noción de mito sobre la actividad bursátil y el proceso de invertir.

Cuando hice mis primeros pasos en la administración de carteras de inversión, un experimentado operador me señaló:

“Cuando veas que el agente bursátil ‘N° 123’ sale a comprar una acción, compra rápidamente ese activo porque implica que se viene una suba frenética en el precio”…

Desconociendo el fundamento detrás de esta afirmación, opté por comprar esa acción cuando vi al agente bursátil ‘N° 123’ comprando la misma. Días más tarde, el título acumuló una suba del 30%.

El mito detrás de este comportamiento era que el agente bursátil en cuestión tenía intensas relaciones con funcionarios del Gobierno de turno y que contaba con información privilegiada sobre futuras medidas que beneficiarían a esa empresa.

No existía un razonamiento lógico sobre el movimiento de la acción en un principio, pero estaba claro que la respuesta quedaba fundamentada cuando la medida gubernamental quedaba plasmada en la portada de algún matutino.

EL MARTES PASADO, UN MITO DEJÓ DE VIVIR…

Llegado a este punto, es importante que el inversor sepa cómo se gestan estosrelatos tradicionales de acontecimientos prodigiosos

Generalmente, un mito surge a partir de la repetición de ciertos patrones de comportamiento que se van sucediendo de manera constante a lo largo del tiempo.

Y los mitos de mercado no necesariamente deben remontarse a décadas pasadas o incluso al siglo anterior. De hecho, el martes último se ha roto un mito del cual hemos sido testigos como inversores.

El día martes 4 de junio, el índice Dow Jones cayó 0,5%, lo que equivalió a un retroceso de 76 puntos en valor absoluto. Usted se preguntará qué tiene de importante ese dato, ya que no ha sido un movimiento de gran magnitud.

Efectivamente usted tiene razón, pero detrás de esa caída sobrevino el fin del mito.

El índice Dow Jones venía subiendo ininterrumpidamente por vigésima vez consecutiva todos los días martes, lo que daba lugar a la gestación de un nuevo mito para aquellos inversores proclives a realizar operaciones de corto plazo, conocidas como trading.

Si usted se hubiera dejado llevar por la estadística vigente y las voces de los analistas, seguramente habría invertido su dinero el lunes 3 de junio a última hora, con la casi total certeza de recoger la ganancia que tendría que haberse producido al día siguiente, el martes 4 de junio.

Sin embargo, no fue así…

Y esto nos deja de enseñanza que el proceso de invertir no puede sustentarse solamente en las historias fantásticas. ¿Puedo basar mi estrategia de inversión, aunque sea de trading, en el hecho de que la Bolsa subirá por la mera razón de que es un día martes?

La respuesta es NO.

De hecho, la caída del Dow Jones ese día se explicó en gran parte por los fundamentos sobre los temores de que la Fed retire sus políticas de estímulo monetario antes de lo pensado.

Pero no se trata del único mito existente en la actividad bursátil. Algunos de ellos se repiten en el tiempo encontrando cierto respaldo empírico en el universo inverso. Otros pierden sentido a medida que se contrastan con la realidad palpable.

En nuestra última edición de la revista InversorGlobal hemos realizado una investigación especial denominada “Conozca los 5 mitos de la Bolsa” que lo ayudarán a entender mejor esta dinámica para la toma de decisiones para su cartera de inversión.
 
Si usted ya es suscriptor, lo invito a leerla aquí. Si no lo es, puede acceder a su suscripción completando el siguiente formulario.

ALGUNOS PENSAMIENTOS ADICIONALES…

Un paso adelante de Apple…

Sabemos que Apple ha pasado del estrellato al ostracismo en apenas 12 meses, luego de que sus últimos resultados trimestrales corporativos no hubieran cumplido con las expectativas. Y no sólo eso, sino que dispararon los peores temores sobre las perspectivas futuras de sus negocios.

Lejos quedaron los pronósticos de US$ 1.000 para la acción. Hoy, la empresa navega en el rango de US$ 400 y US$ 450, quedando muy rezagada respecto a laperformance del S&P 500:

la-tercera

La empresa ha intentado recuperar el protagonismo en los mercados, anunciando un incremento del dividendo en efectivo, un ambicioso programa de recompra de acciones propias y la emisión de bonos corporativos más grande de la historia.

Por el momento, no ha logrado su cometido y los inversores continúan ignorándola.

La última semana se conoció una noticia impactante que puede cambiar el rumbo de la firma pero que, sinceramente, nos sorprendió poco, ya que tenemos conocimiento sobre lo que trata.

Particularmente, Apple ha presentado una solicitud de patente en Estados Unidos en un disipador de calor basado en el Grafeno para las baterías de litio y placas de circuito para sus dispositivos. La utilización del Grafeno permitirá reemplazar al grafito en la función de evitar el calentamiento de los smartphones y tabletas, con un menor espacio utilizado, permitiendo ampliar el tamaño de las baterías de sus productos y alargar la duración de las mismas, sin tener que ser enchufadas con tanta frecuencia.

Para cualquier inversor esto podría ser muy novedoso.

Sin embargo, para el suscriptor de InversorGlobal no lo es. Sucede que en el mes de febrero último, nuestro equipo de investigación sacó un informe exclusivo sobre cómo este material revolucionaría no sólo el mundo tecnológico, sino también otras industrias.

Si todavía no ha visto el video, lo invito a hacerlo aquí.

Y no sólo eso. Para quienes accedieron a nuestra revista, también pudieron beneficiarse con el Informe Especial “Cómo hacerse rico gracias a la revolución del Grafeno”.

Muchos ya se han visto favorecidos con esta nueva revolución y saben cuál es la mejor manera de sacar provecho de la misma.

Lo invito a que forme parte de esta experiencia si todavía no lo ha hecho.

Nos reencontramos la próxima semana.
 
Un saludo cordial.
 
Diego

PD: Si quieres mantenerte actualizado sobre estas y más recomendaciones, te invito a seguirme en Twitter: @diegomb80

Deja tu respuesta