Los 5 mitos de la Bolsa

los mitos de invertirPara aquéllos que comienzan a dar sus primeros pasos en las finanzas, los mercados aparecen como un mundo que les es ajeno, con reglas propias y arbitrarias. “La Bolsa sólo es para ricos y economistas”, “Todo lo que baja, vuelve a subir” y “Hay que dejar de lado las emociones…” Son frases que se escuchan todos los días en la plaza bursátil.

Muchos inversores novatos se hacen la pregunta: ¿Son realmente leyes de las finanzas o sólo se trata de mitos? En esta nota de InversorGlobal, desentrañamos este misterio y le explicamos por qué algunas reglas del mundo bursátil son mucho más que cuentos. Analizamos el top 5 de los mitos de la Bolsa y en un imperdible recuadro final le explicamos cuáles aplican para el mercado argentino. Comencemos…

1 – Invertir en la Bolsa es una “timba”

Seguramente es la frase más escuchada por aquellos que quieren comenzar a ganar dinero a partir de la compra de acciones.

No hay nada más alejado de la realidad. La diferencia entre las acciones y el casino, es que éste se basa en una regla de suma cero, donde el ganador obtiene sus ganancias a partir de las pérdidas del otro. No hay un margen para crear valor en lo que se obtiene a partir del juego. Nada tiene que ver esto con los mercados, donde uno compra porque ve que algo está barato y espera lograr sus ganancias en el largo plazo. En el mercado hay una relación de oferta y demanda que hace variar el precio y que es, consecuentemente, lo que hace que uno gane o pierda.

“La Bolsa es un casino al revés”, afirma Guillermo López Dumrauf, consultor económico y financiero, y autor del libro: “Finanzas corporativas, un enfoque latinoamericano”. “Si usted va todos los días al casino, puede que gane algunos días, pero a la larga, acabará perdiendo todo su capital: las probabilidades están a favor del casino”, señala.

“En cambio, en la Bolsa, la situación es justamente al revés: invirtiendo en una cartera diversificada, como es un índice de acciones (no en una sola acción, ya que si esa compañía va a la quiebra usted también acabaría perdiendo todo) y reinvirtiendo las ganancias en él, la evidencia empírica demuestra que a largo plazo la Bolsa recompensa al inversor paciente”, explica Dumrauf y aclara: “Lógicamente, usted debe tener varios años por delante, y no estar urgido de liquidar su inversión en el corto o mediano plazo”.

Desde 1925 hasta 2012, el índice S&P 500 dejó una ganancia anual de entre…

Para seguir leyendo esta nota, exclusiva para los suscriptores de la Revista InversorGlobal, haga click aquí.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido