Rusia: Odiará la idea de invertir aquí, por eso debería considerarlo

Imagine un país con un fuerte balance nacional donde su deuda funciona con sólo un 12% de su PBI, y se ejecuta con un presupuesto más o menos equilibrado. Entonces, imagínese que este mismo país tiene tasas de interés positivas, así que si usted guardó su dinero allí generaría ganancia a pesar de la inflación.

¿Y si este lugar es también el hogar de una clase media que se hace más rica, ya que los salarios y los ingresos disponibles aumentaron, donde la población fue también altamente educada (que casi alcanza el 100% de alfabetización), y donde la tasa de desocupación se ubicó en su nivel más bajo de la historia moderna? Se supone que usted querría invertir en él, y ni hablar si usted supiera que el mercado fue uno de los más baratos del mundo.

Cuando publicó su artículo en MoneyWeek.com, la editora en Jefe Marryn Somerset Webb, pensó en Rusia… a que usted no.

Es verdad que rara vez llegan reportes de Rusia –y cuando llegan suelen ser malos-, ya que la mayoría de los inversionistas perdieron interés en ese país hace mucho tiempo.

Pero, más allá de la poca información que se maneja, existen muy buenas razones para no invertir en Rusia. No es el hecho de que es efectivamente un Estado de partido único. También está el asunto del 50% de correlación entre el precio del petróleo y el índice MSCI de Rusia. Esa correlación indica que si los precios del petróleo colapsan, las probabilidades de que el mercado ruso tenga un buen desempeño también es muy mala.

Teniendo todo esto en cuenta, sabemos que para entrar en un mercado tenemos que analizar si su riesgo tiene un precio o no.

Rusia no es sólo barato, es realmente barato. Obviamente hay un gran rango de valores dentro de todo el mercado ruso, por ejemplo el petróleo y el gas están teniendo valoraciones muy, muy bajas. Empresas más conectadas a la creciente clase media y el consumo son más caras (acciones, como el ferrocarril Globaltrans). Pero en general, si nos fijamos en los números comparativos, es muy difícil argumentar que el riesgo a la baja no está en el precio de Rusia.

Recientemente, en el mercado ruso han habido algunas interesantes mejoras técnicas: Rusia ha entrado en la Organización Mundial del Comercio, se ha unido a Euroclear para los bonos del gobierno, ha adoptado estándares internacionales de contabilidad, hay una ola de privatizaciones en el camino, y las empresas estatales están siendo finalmente obligadas a pagar dividendos.

Si se suman todas estas condiciones se trata del sueño de un inversionista. Pero, ¿dónde buscar? De acuerdo a una investigación de Gavkal la respuesta está en los “sectores de sigilo de la economía rusa” – bienes de consumo, maquinaria, equipos y servicios de oficina.

Una opción es el JP Morgan ruso de valores de inversión (LSE: JRS), otra podría ser el Holding  Rusia que no es especialmente una inversión cómoda, ya que es poco probable que encuentre invertir en él de una forma relajada.

Sin dudas el mercado ruso se trata de un interesante mercado emergente el cual habrá que seguir de cerca. Si quiere saber más sobre este y otros mercados emergentes, suscríbase a nuestra resvista InversorGlobal.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido