Fin de fiesta: ¿qué pasa si China se cae?

El crecimiento descomunal del Gigante Asiático parece haber llegado a su fin. O por lo menos, ese es el temor en los mercados globales por estos días.

 Tal como sucedió en Estados Unidos en 2008, muchos temen que el sector financiero de China se vea afectado por el crecimiento desmesurado de este sector de la economía, acompañado con altos niveles de crédito y endeudamiento.

En las últimas dos semanas, las noticias en torno a las proyecciones de crecimiento económico a la baja que llegaron desde la segunda potencia económica mundial ayudaron a empujar el derrumbe generalizado de las Bolsas mundiales, ya sensibilizadas por la posibilidad de que la Reserva Federal se decidiera a retirar los estímulos de su política monetaria expansiva que beneficiaron tanto a la economía estadounidense como a los inversores globales en estos últimos años.

Sucede que el banco central chino había pedido a las entidades comerciales que realizaran una sintonía fina respecto del nivel de créditos que otorgaban, ante un contexto que se agravaba en cuanto a los riesgos para el conjunto del sistema.

 Y aunque la entidad tomó medidas para garantizar a los mercados que proveerá efectivo a las instituciones financieras que lo requieran, mejorando la liquidez, la tensión se mantiene. Se rumorea que el Banco Popular de China le pidió a los grandes bancos que atesoren más liquidez  pero las entidades son reticentes a entregar más billetes antes del fin del trimestre, afirmó el analista Jiang Chao, en una entrevista a The Wall Street Journal.

 El banco central intervino para mantener a raya a las tasas de interés para préstamos, que se habían disparado niveles del  14%. Gracias a una inyección de 8.000 millones de dólares, las tasas lograron bajar al 9%.

 Sin embargo inversores chinos se mostraron muy preocupados de quedar atrapados en una posible crisis bancaria. De hecho, el domingo pasado unos 18.000 cajeros automáticos del ICBC, el mayor banco del país dejaron de funcionar durante dos horas, lo que hizo explotar los comentarios en las redes sociales y dio lugar a los rumores más extremos respecto de una inminente contracción del crédito. Finalmente la entidad un comunicado indicando que se trataba de una actualización de sus sistemas informáticos, pero igual quedó la sensación de que cualquier cosa podría pasar en los próximos meses.

 Según publicó el diario argentino El Cronista Comercial, el sector informal es el gran problema del sector financiero chino, que alcanza al 16% del total de depósitos  que andan dando vueltas en el sistema financiero chino, y cuyo monto global equivale a 2 billones de dólares, cuando cinco meses atrás era de sólo US$ 81.000 millones.

 “Este segmento incluye empresas estatales que tienen un acceso privilegiado al crédito público y que, en lugar de invertir, les resulta más rentable prestar esos fondos a otras empresas o pymes. Además, estos prestamistas que cobran tasas usurarias son financiados en gran parte por colocaciones de particulares, atraídos por las mayores tasas que pagan (en comparación con los bancos públicos). Esto hizo que a fines del año pasado, el Banco Central declarara que este mercado paralelo generaba enormes riesgos para el país”, dice el diario argentino.

 “Hasta ahora, la noticia de la contracción crediticia no pasó de un rumor, desmentido por el sistema de medios oficiales. Pero igual resulta difícil para las autoridades evitar que fluyan los comentarios en internet, principalmente respecto del temor de que se repita un “momento Lehman” entre los bancos chinos. A pesar de ello, según dijo el gran inversor Warren Buffett, “la marea está bajando y el sector bancario está nadando sin ropa”, por lo que al gobierno no le va a quedar más remedio que enfrentar la situación”, continúa.

 En momentos en que la economía crece su tasa más baja de los últimos 13 años, por debajo del 8% anual, una contracción del crédito implicaría enfriar aún más la economía. Esto podría ser un gran problema tanto para la reactivación de Estados Unidos y Europa como para todas las Bolsas a nivel global.

 Para conocer todas las alternativas de cobertura ante esta clase de situaciones, lo invitamos a suscribirse a las revistas Inversor Global Argentina e Inversor Global Chile.

Deja tu respuesta