Cuando el cobre baja, suben otras alternativas de inversión

cae el precio de la libra de cobrePodríamos decir que cuando el precio de la libra de cobre en el mercado internacional se desploma, no hay inversionista en Chile que no comience a mirar con preocupación su patrimonio. Y es que nadie niega que  la economía del país se encuentra fuertemente apalancada con las fluctuaciones del commodity.

Por ejemplo, una baja sostenida del cobre, hace augurar -para adaptarse al nuevo escenario- ajustes en las empresas mineras. De ahí a una disminución en el consumo hay unos pocos pasos y lo que sigue es la caída en la demanda… 

Todo ello se siente en la Bolsa local, lo que preocupa a inversionistas grandes y pequeños.

Una muestra es lo que ocurrió esta semana. El lunes el cobre cerró en su menor valor en tres años: US$ 3,01072 la libra, luego de descender 2,06% en la Bolsa de Metales de Londres (LME), afectado por la demanda china. ¿Y qué pasó con la Bolsa santiaguina ese día? El Índice Selectivo de Precios de Acciones (IPSA) bajó un moderado 0,51%, pero eso le bastó para llegar a su menor valor en 20 meses: 3.802,19 puntos. En tanto que el peso chileno llegó a un mínimo anual de $512 contra el dólar estadounidense, acumulando una contracción de 7,73% en los últimos dos meses.

CHINA Y SU ECONOMÍA

En 2013 el precio del cobre ha retrocedido más de un 15%. Y si bien el metal rojo se ha recuperado levemente los últimos días, el escenario a largo plazo parece complejo, en gran parte por una eventual caída de la demanda china por cobre. 

El Gobierno del actual primer ministro chino, Li Keqiang, había previsto a comienzos de 2013 un crecimiento de la economía de 7,5%. Si el actual contexto de desaceleración económica en el país asiático se extiende en los próximos meses, Li se estrenaría como el primer líder político en no cumplir su meta de PIB anual desde la crisis asiática en 1998.

Entonces, pensemos en un escenario en que China crecería 5%. Considerando que el Gigante Asiático es responsable de un 20% de la demanda mundial de cobre, y Chile es el principal productor de ese metal en el mundo, entonces el país perdería como mínimo un 1% de su Producto Interno Bruto (PIB).

A este escenario menos favorable se suma que en la potencia asiática el Banco Popular de China, el banco central de ese país, está adoptando medidas de restricción de créditos, alzas de tasas y manejo de liquidez. 

Con esto como perspectiva, varios bancos de inversión bajaron sus cálculos para el precio de la libra de metal a nivel global. Así lo reflejó El Mercurio:

Goldman Sachs, una de las entidades financieras más influyentes en el análisis del mercado de commodities, bajó 5,2% su meta promedio del metal rojo para 2013 hasta los US$ 3,27 la libra desde US$ 3,45 augurados anteriormente. Para el próximo año, la firma recortó su previsión de US$ 3,15 a US$ 2,99 la libra.  

Por otro lado, Credit Suisse redujo su estimación para este año desde US$ 3,39 hasta US$ 3,28, mientras que Deutsche Bank lo hizo 4% a US$ 3,42 la libra. 

Los ajustes también se vieron en las proyecciones de Morgan Stanley, que ajustó 3% su precio promedio para este año a US$ 3,42 la libra. 

El cálculo para 2014 bajó 2% a US$ 3,53. Mientras que el promedio de los analistas consultados por Bloomberg redujeron desde US$ 3,52 en mayo a US$ 3,41 en junio su proyección de precio para 2013.
LAS ALTERNATIVAS 

Así las cosas, la pregunta es dónde refugiarse en un escenario donde todo parece caer… pero vamos, que siempre queda algo. 

En el ámbito de los commodities, por estos días la celulosa se vislumbra como un refugio interesante. La materia prima ha subido 6% en lo que va del año, nuevamente por causa de China, pero esta vez por el incremento de su demanda.

El alza en su cotización ha afectado positivamente también las acciones y bonos vinculados a su producción, como son en Chile Empresas Copec, CMPC y Arauco. A nivel local, el 17% de los analistas tiene una recomendación de Comprar sobre Copec, mientras que un 33% para los instrumentos de CMPC. 

Para quienes ya se han atrevido a caminar en el sendero de los mercados internacionales, otra forma de exponerse al sector forestal es vía el ETF iShares S&P Global Timber & Forestry Index Fund (WOOD). 

grafico nombre
Y a estas positivas alternativas se sumarían los bonos de Celulosa Arauco…

EL DÓLAR

Otra alternativa de inversión, tal vez la que salte como más simple ante un escenario de menor crecimiento global y desaceleración en la economía externa es, también el dólar. 

Las apuestas en contra de la apreciación del peso chileno alcanzaron máximos de cinco años la semana pasada, por lo que el mercado sigue viendo en el peso un potencial alcista. Según datos del banco central, la posición de los inversionistas externos en el mercado cambiario local alcanzó un déficit de US$ 14.655 millones al 21 de junio, la cifra más baja desde que el instituto emisor comenzó a registrar los flujos del mercado cambiario en 2008.

De esta manera, en los últimos dos meses (donde se ha dado la mayor racha apreciativa del dólar en lo que va del año) han salido del país US$ 8.545 millones en flujos, mientras el peso cae 7,73% frente a la divisa estadounidense en el período, según datos de Bloomberg.

Operadores del mercado señalan que los drivers de la fuerte depreciación del peso en el mercado local pasan, en parte, por la desaceleración de la economía chilena y la consecuente perspectiva de que el instituto emisor recortará la Tasa de Política Monetaria (TPM), reduciendo el atractivo para las operaciones de carry trade.  

Ocurre que las cifras de crecimiento e inflación por debajo de lo esperado en la economía local han puesto presiones para un recorte en la TPM, generando importantes caídas en las tasas locales. Esto, a su vez, disminuye significativamente el diferencial de tasas de interés con Estados Unidos, poniendo presiones adicionales para el alza del dólar.

De hecho, parte de los inversionistas cree que habrá una reducción de la tasa de política monetaria durante el segundo semestre. Esta baja en la TPM le quitaría atractivo a las operaciones de carry trade, lo que está obligando hoy a los inversionistas a cerrar posiciones y retirar dólares del mercado local, con la presión en el tipo de cambio que implica.

La proyección para los próximos doce meses  es un tipo de cambio cercano a los $500. Ahora la pregunta es qué tanto  sobre esa cota. Eso dependerá de la evolución de las Bolsas a nivel internacional en el último mes, luego de que la Reserva Federal de Estados Unidos diera las primeras señales sobre el posible retiro de los estímulos monetarios, impactando a la baja los índices bursátiles y llevando a los inversionistas a refugiarse en divisas más seguras como el dólar.

Como ven, ante la baja del metal rojo, las alternativas hoy podrían pasar por el verde del dólar o la pulpa blanca de la madera.

El detalle sobre éstas y otras recomendaciones lo encuentra en la revista Inversor Global, a la que puedes suscribirte a través de un click acá

Saludos, 

Alejandra.

Comment 1

  1. irene galli

Deja tu respuesta