El dólar le apunta a los $ 500: ¿cuánto durará el alza?

Dólar a 500 en ChileCasi habíamos olvidado la última vez que habíamos visto el dólar en $ 490. Fue a mediados de 2012 cuando se dieron las últimas cotizaciones en esos niveles, que incluso llegaron a alcanzar los $ 501,84 el 3 de julio. 

De ahí en más la caída fue constante y sostenida, para mantenerse estable, hasta la semana pasada, en niveles cercanos a los $ 470.

Ahora, esta súbita alza responde a dos hechos particulares. Primero, la contracción en la actividad industrial de China registrada en mayo y que fue la primera en siete meses. Este dato se puede interpretar como una confirmación de la desaceleración del Gigante Asiático, principal consumidor global de cobre, la principal exportación y fuente de divisas de la economía chilena. 

Y en lo que va del año el precio del metal rojo ha caído un 9,83%, pasando de US$ 3,66 a US$ 3,30 por libra al cierre del 23 de mayo. Dada esta baja, es conocida la relación macroeconómica que existe entre el cobre y el billete verde, pero nunca está de más explicarla brevemente: a mayor precio del cobre, ingresan a la economía chilena más dólares, y por efecto oferta/demanda, a mayor oferta de billetes, baja el precio.

Al contrario, cuando el precio del metal baja, la oferta de dólares disminuye y el tipo de cambio aumenta su valor nominal.

grafico nombre
La segunda variable que le está pegando a la paridad dólar/peso es el ambiguo anuncio realizado por el Presidente de la Reserva Federal (Fed), al banco central de Estados Unidos, Ben Bernanke. 

Esta semana, Bernanke dio señales de que se encuentran evaluando un posible recorte o retiro de los estímulos monetarios, lo que actualmente se traduce en la compra mensual de US$ 85.000 millones en bonos. 

Esta situación es una moneda de dos caras. La posibilidad de terminar o disminuir el estímulo es una señal de fortalecimiento en la economía de la principal potencia global, lo que permitiría bajar la velocidad de su inagotable imprenta de billetes. No obstante, los inversores opinan que de concretarse el aviso, esto le restaría liquidez a los mercados, lo que a su vez podría materializarse en ciertas externalidades negativas si no se planea bien la estrategia de salida, como un aumento en la inflación y la demanda interna.

Sin embargo, por el momento no es mucho lo que se puede hacer hasta los días 17 y 18 de junio, día en que nuevamente se reunirá el comité de política monetaria de la Fed para decidir cuáles serían los pasos a seguir.

EL PESO DE LOS FUNDAMENTOS 

Hace ya varias semanas que hicimos algunas sugerencias para sortear las caídas del dólar en Los pasos a seguir con un dólar que no sube. En ese momento señalamos que los reclamos del sector exportador -en teoría el más afectado cuando se debilita el dólar- podrían encontrar respuesta en una herramienta de cobertura llamada “contratos forwards”. No obstante, es conocido que diversos empresarios de este sector prefieren apostar a las fluctuaciones del mercado cambiario antes de “ir a la segura” con este tipo de contratos.

Actualmente parece ser que el escenario del dólar se ha modificado y que estamos frente al comienzo de un cambio de tendencia. No obstante, frente a los hechos coyunturales que se mencionan existe un factor que se debe considerar y que probablemente será el driver esencial para que el dólar no llegue a los $ 500.

grafico nombre
La Tasa de Política Monetaria chilena se encuentra en 5%, mientras que las del mundo desarrollado son cercanas a 0%. Esto significa que pese a los recortes que se proyectan para la TPM local -que según el consenso de mercado sumarían otros 50 puntos base de acá a fin de año-, más los posibles aumentos en las tasas internacionales -en el mismo orden- no modificarían de manera importante el comportamiento de la inversión extranjera, sobre todo el de los capitales golondrina o especulativos.

Pero si lo que busca son datos duros, bien vale aprovechar la información que otorga la Encuesta de Operadores Financieros (EOF) del Banco Central, que plantea para la segunda quincena de mayo un tipo de cambio de $ 490 en diciembre, mientras que para el período a siete días y tres meses, una paridad de $ 481,5 y $ 485 respectivamente.

QUÉ HACER 

Mientras el escenario del dólar se caracterizaba por una tendencia bajista, una apuesta interesante eran las ventas cortas (vender esperando una mayor baja). Ahora, a pesar del cambio de dirección que está llevando a la divisa hacia los $ 490, cualquiera diría que “comprar y esperar” sería una estrategia adecuada (o si compró cuando nosotros lo publicamos, mejor aún), y para los más avezados estar atentos al “trading intradía”. 

Sin embargo, el entorno de las divisas se caracteriza por su volatilidad y su incertidumbre, por lo que la mayor recomendación es para aprovechar el actual comportamiento de la divisa estadounidense contra el peso chileno. Si a mediados de junio la Fed decide recortar los estímulos monetarios, lo más probable es que el billete verde se fortalezca y tal vez volvamos a verlo en $ 500, como ese 3 de julio de 2012…

Si le interesa cómo funciona la operación con monedas, lo invitamos a leer un adelanto de El mercado Forex en Chile: Un viaje para valientes, en nuestro sitio IG Digital. Si es suscriptor de la revista, puede revisar la nota completa haciendo click acá. Y si aún no está suscrito a la revista Inversor Global, no pierda más tiempo y hágalo a través de un click acá y pase a invertir como los grandes. 

Buen fin de semana,

CMR

Deja tu respuesta