¿Qué se siente llevar 7 años regalando su dinero?

mercados financieros, chilePara muchas personas, invertir en los mercados financieros puede presentarse como una apuesta, una jugada donde en el mejor de los casos se parte con una probabilidad de 50% y 50%, una cosa de cara o sello. 

Pero para ir al casino, bueno, está el casino. Porque para un inversor, la cosa es diferente. Su participación activa radica en ir acotando el riesgo para que cada vez esa probabilidad de ganar vaya aumentando. 

Entonces, si un analista le plantea lo contrario y le asegura que con tal o cual decisión la rentabilidad está asegurada, no le crea porque probablemente sea una mentira. Si de verdad pudiese adelantarse a los movimientos del mercado y garantizar una ganancia, no perdería el tiempo recomendándoselo a terceros, sino que estaría en una playa del Caribe bajo una palmera con una margarita en la mano… un día lunes. 

Al menos, yo haría eso.

Sin embargo, en esa incesante búsqueda por ir acotando el riesgo, algunos inversores optan por replicar índices y seguir movimientos de instrumentos que han mostrado comportamientos positivos en el pasado. En este caso, daremos una mirada a algunos índices de la Bolsa de Comercio de Santiago. Cada uno agrupa diversas empresas del sector, con una ponderación diferente. Para Banca se encuentran Bci, Banco Santander, Banco de Chile, Corpbanca y Grupo Security. Las ponderaciones de cada uno dentro del índice son las siguientes: Bci (28,57%), Banco Santander (28,53%), Banco de Chile (26,66%), Corpbanca (7,16%) y Grupo Security (9,07%).

En este caso, para el 2 de mayo de 2006, el índice registraba 2.300,468 puntos. El 2 de mayo de 2013 el mismo índice alcanzaba los 6.316,493 puntos. Tras una simple proporción matemática, sin considerar tasas, interés compuesto, inflación, alzas logarítmicas y todo lo que proporcionaría un sofisticado cálculo, el crecimiento del índice fue de 174% en siete años. Claramente se puede concluir que, al índice Banca le ha ido bien en el último tiempo. 

En concreto, si un inversor hubiese invertido 1 millón de pesos el 2 de mayo de 2006, hoy tendría una cifra cercana a 2.740.000 pesos.

Otro panorama nos ofrece el índice Construcción & Inmobiliarias, que en siete años ha registrado un aumento de 235%, pasando de 2.050,646 puntos a 6.882,657 puntos. Las empresas que componen este índice y sus ponderaciones son las siguientes: Besalco (26,18%), Echeverría, Izquierdo (14,86%), Ingevec (1,59%), Paz Corp (7,42%), Salfacorp (31,73%) y Socovesa (18,23%). Esto se traduce, calculado sólo utilizando el interés simple, en que 1 millón de pesos hubiese pasado a ser 3,35 millones de pesos. 

Un dato: en Chile, la construcción y el real estate están en auge, así que las perspectivas del sector, al menos para cinco años más, siguen siendo al alza.

OTRA MIRADA 

Ahora, siempre en el terreno del interés simple, un depósito a plazo que entrega alrededor de 5% anual (una tasa optimista), en 7 años habría crecido 35%. Esto significa que 1 millón de pesos se habría transformado en 1,35 millones de pesos.

Para los mismos siete años, el Índice Selectivo de Precios de Acciones, IPSA, aumentó 95,7%, pasando de 2.201,792 puntos el 2 de mayo de 2006, a 4.309,402 el 2 de mayo de 2013. Calculado con interés simple, 1 millón de pesos sería 1,95 millones de pesos. Incluso, llevando al IPSA un poco más atrás, en la última década el índice ha crecido 264%, cuando el 2 de mayo de 2003 registraba 1.184,178 puntos. Eso significaría en simples cuentas que en 10 años se habría pasado de 1 millón de pesos a 3,64 millones de pesos.

De esta forma, un inversor individual podría apostar a seguir estos comportamientos en el largo plazo, replicando un portafolio con las empresas y porcentajes de cada índice. Es más, podría diversificar aún más una cartera dividiendo en dos partes iguales para banca y construcción, y dentro de cada una replicar la ponderación de cada empresa en el índice.

Claramente sus fondos serían más rentables bajo esta perspectiva de inversión que si los ahorrara en una AFP, un depósito a plazo o una cuenta de ahorro. Además, todo está calculado con un interés simple. Si se considerara un interés compuesto, con alzas logarítmicas, tasas mensuales, y descuentos por inflación, es probable que el monto final fuese más alto, y con 100% de seguridad será más alto que otras opciones que ofrece el mercado.

Ahora, para aprender a invertir su dinero, lo invitamos a hacer click acá

Saludos,

CMR.

Deja tu respuesta