Argentina se queda afuera de la lluvia de dólares

En un contexto de crisis internacional e incertidumbre en las economías de los países desarrollados, los inversores apuntan su capital hacia las economías emergentes. El crecimiento de la llegada de inversores extranjeros a América Latina durante 2012 fue del 6.3%. Sin embargo, la Argentina se mantuvo muy por debajo del promedio de la región.

Según un informe realizado por la Comisión Económica para Latinoamérica y el Caribe (CEPAL), durante el año pasado las inversiones extranjeras batieron un récord histórico en la región: llegaron a 173.361 millones de dólares, lo que implica un crecimiento sostenido en toda América Latina desde 2010.

En el ente económico se mostraron muy entusiasmados con estos datos. “Los resultados obtenidos en materia de inversión extranjera directa dan cuenta del buen momento que atraviesa la economía de América Latina”, afirmó Alicia Barsena, secretaria ejecutiva de la CEPAL.  Y, aunque los datos parecieran ser favorables para la Argentina, ya que presentó un incremento del 27% respecto del año anterior; si se miran a fondo las cifras, puede verse el atraso de nuestro país con respecto a otros países de la región.

La Argentina está desaprovechando una oportunidad histórica. Según datos estimaciones realizadas por AMF Consultora, con el aluvión de divisas extranjeras, principalmente provenientes de Estados Unidos, Europa y algunos países de América Latina, como México, la Argentina debería haber recibido cerca de 15.500 millones de dólares.

Sin embargo, los capitales extranjeros que llegaron al país en 2012 ascendieron a 12 mil millones de dólares, lo que representa el 2,6% del PBI anual. Mientras tanto, en Colombia la cifra superó los 16 mil millones de dólares; y en el vecino país de Chile llegaron divisas extranjeras por 30 mil millones de dólares, lo que equivale el 11% de su producto bruto interno.

En toda América Latina están recibiendo dólares debido a las bajas tasas internacionales. Para la consultora AMF, sólo el 1,4% de todos los fondos que llegaron a la región fueron a parar a nuestro país.  ¿Por qué la Argentina no ha logrado subirse  a esta a ola de inversiones?

Sin dudas, el contexto económico y político interno hizo que los inversores extranjeros prioricen su desembarco en otros países, que consideraron más atractivos. El estudio de la CEPAL posiciona a Brasil, México, Colombia, Chile y Perú como los que tuvieron mayor crecimiento económico en el último año.

Para Diego Martínez Burzaco, economista jefe de InversorGlobal la menor llegada de capitales: “es consecuencia de no sólo la retórica del discurso agresivo del Gobierno, sino también los hechos concretos: expropiaciones de empresas, limitaciones de acceso al mercado cambiario, imposibilidad de girar dividendos al exterior y una elevada inflación, son algunos de los ejemplos”, dice.

No sólo preocupa la menor llegada de dólares, sino también la calidad de los que sí desembarcan en el país. Según la CEPAL, las inversiones que generan más empleo y un mayor impacto en el lugar a donde llegan son  las relacionadas con la construcción y el comercio. El 70% de los capitales que arribaron al país en el último año para reinversión en utilidades, forzada por la prohibición de mandar remesas al exterior.  

“El crecimiento tan marcado de estas utilidades tiende a neutralizar el efecto positivo que produce el ingreso de la inversión extranjera directa sobre la balanza de pagos”, dice el organismo. Entre 2006 y 2011 las rentas de IED en la región han promediado 92.000 millones de dólares anuales, 92% del valor de las entradas de inversión extranjera directa en el mismo período.

 

Deja tu respuesta