Inflación, ¿a la deriva y sin ancla?

inflacion y devaluacion del peso“La gente es buena, pero si se la controla es mejor”, dijo hace un par de semanas el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, en referencia al control de precios. La frase -con copyright de Juan Domingo Perón- pinta de cuerpo y alma la visión que tiene el Gobierno sobre el manejo de la economía.

La inflación, uno de los flagelos de la economía actual, recientemente reconocido por el Gobierno como un problema -más allá de los superficiales maquillajes del INDEC- ahora recibió otro diagnóstico. La posología y medicamentos anteriores fueron reconocidos por el Ejecutivo como ineficaces y ahora se vuelve a la carga con nuevas drogas.

El economista Daniel Heymann, en entrevista con El Economista, sostuvo que “ha habido una traslación de las anclas que usa la política económica para regular el nivel de precios”. “Ahora, el tipo de cambio y las tarifas no pueden o les cuesta cumplir ese rol que tenían y en reemplazo apareció el intento de regulación directa sobre los precios y de influir sobre los salarios. Es un cambio significativo”, agregó.

La teoría de Heymann es fácilmente contrastable con los números recientes. En los últimos días se cerraron las negociaciones salariales de los gremios más representativos del país (aglutinan el 40% de los trabajadores bajo convenio). El aumento nominal culminó entre el 23% y 24%. El Gobierno intervino con fuerza y logró cerrar estos acuerdos en el segundo trimestre y con un porcentaje que lo deja tranquilo. El año pasado se demoró hasta julio, lo que llevó hasta el tercer trimestre la incipiente recuperación económica.

En este contexto, de acuerdo con un estudio de la consultora Analytica, “a partir de abril el salario real vuelve a recuperar terreno perdido, estimando que llegará a diciembre con un aumento de 2%”. El gráfico a continuación es bastante elocuente. Lo que es claro es que el crecimiento a tasas chinas, que permitía subas por encima de los 10 puntos, quedó muy lejos.

grafico nombre
Es una política de Estado. Fue la propia Presidente la que anunció los acuerdos con los sindicatos. Por su parte, el control de precios se tradujo en un aumento acumulado de la inflación en abril del orden del 6,5%, un punto por debajo que en 2012. No obstante, si se saca de la medición enero, cuando no corría el congelamiento de precios, la inflación acumulada es del 4%. Si se pudiera proyectar, hablaríamos de una inflación anual del 17%. Muy diferente a lo que se estima para fin de año, ¿no? No se ilusione todavía…

LEVEN ANCLAS

Como bien dijo Heymann, se dispuso un cambio de anclas para la inflación. Llegó el control de precios y salarios para ocupar el lugar del infructuoso seguimiento del dólar oficial y las tarifas. En 2012 las tasas de devaluación duplicaron a las de 2011. Por el lado de las tarifas de los servicios públicos, se registró un crecimiento del 27%, 10 puntos encima de lo que se promedió entre 2008 y 2011.

Es cierto, las tarifas de los servicios públicos siguen atrasadísimas, no responden a una lógica de mercado (precio que sale del libre juego de la oferta y la demanda) y tenemos un cepo cambiario que no nos permite hablar de un dólar libre. Sin embargo, la devaluación oficial es un objetivo de este año -lo anunció Moreno cuando habló de un dólar a $ 6 para fin de ese año- y las tarifas comenzaron un incipiente avance.

El Gobierno reconoció el fracaso de estas anclas inflacionarias y recurre a otras. Habrá que seguir muy de cerca el impacto de este diagnóstico, para asegurarnos de que las nuevas drogas no se transformen en meros placebos.

Establecer que la inflación se puede controlar con control de precios y salarios, sin involucrar otras variables importantes, como el gasto público, es un error.

El gasto subió casi 30% en 2012 y en un año electoral como el actual, posiblemente incremente su ritmo. Para financiar este gasto, el Banco Central emite a todo vapor, aumentando casi un 40% anual la cantidad de billetes en poder de la gente. Difícil que esta inyección no atice la inflación. Es el juego de oferta y demanda. Si hoy tengo 10 unidades de un producto y mañana 14, estos bienes valdrán menos, así sean zapatillas, computadoras o pesos.

Por otra parte, el control de precios no puede ser entendido como una medida ad eternum. En el último tiempo se empezó a ver que algunas marcas redujeron sus envíos. En algunos supermercados no se podía encontrar la leche bajo acuerdo de precios, pero sí estaba la premium, cuyo valor puede subir libremente. Algunos medios ya anunciaron que cuando venzan estos dos meses de extensión del acuerdo, el nuevo incorporará un universo mucho menor de productos.

La inflación se combate con un plan integral que incorpore todos estos aspectos. Si los argentinos tienen que ajustarse el cinturón, pero el Gobierno no lo hace con su gasto (para mejorar sus perspectivas electorales), la confianza es traicionada. Como dijo Moreno, “la gente es buena”. El problema que no ve el funcionario es que no se puede controlar, sólo guiar mediante incentivos.

Atar las expectativas de inflación es clave; no las del Gobierno, las suyas y las mías. Son importantes las del empresario que contrata gente y las del empleado que negocia sus aumentos junto a sus compañeros.

¿Quiere saber de cuánto será la inflación este año? No importa lo que diga el INDEC o las consultas. Respóndame algo: ¿Cuánto cree usted que será la inflación este año?

Posiblemente sea ése el número. En economía, las expectativas mandan.

Saludos cordiales,

Ignacio

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;If you live in a godforsaken part of the world that you can get internet then you really should consider console gaming which is what you basically talking about (buy a game pop it in and play, no internet required)9 wound up in the adjacent first fairway, and he struck a pine tree with his second shot, leading to a bogey.prima classe alviero martini
It’s just unfortunate that this happened.bauletto gucci

Cosart went 4 4 with a 2.prada bag
pourquoi pas dans les auberges de jeunesse.mcm sale
Football Round 6

Cobden 3.mulberry outlet online uk

The fact is, it would be if she was 22 and he 17 (as that is less than a 10 year spread and over the age of 16), IF she had not been in a position of trust.timberland outlet uk
we had their famous grilled octopus and pork ribs and while both were delicious, our super high expectations weren’t met.michael kors boots uk
A fourth suspect, Hayat Boumeddiene, 26, escaped and is wanted in connection with the murder of a policewoman.mcm backpack for sale
ceinture hermes

Deja tu respuesta